MENÚ
martes 26 septiembre 2017
11:18
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Madrid Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC

Las descargas legales se disparan

  • Las plataformas españolas como Cineclick, Wuaki.tv y Filmin informan  de un aumento de su tráfico: las visitas se han multiplicado por dos o, incluso, por cuatro, según los casos

No se puede calificar de efecto mariposa el hecho de que una detención del FBI en una mansión de Virginia tenga cada día más efectos en todo el planeta, pues si algo permite la red por definición es la interconexión planetaria. Si ayer informábamos de que España era el primer país en búsquedas en la web, parece coherente preguntarse qué ha ocurrido con el más de medio millón de personas que acudía a esa web de almacenamiento, parte de ellos a abastecerse gratuitamente de contenido protegido por derecho de autor. ¿Pero qué sucedió con la oferta legal cinematográfica en la red española? LA RAZÓN tocó ayer a las puertas de las principales plataformas de nuestro país y la respuesta en todas fue igual de positiva.

Abonos mensuales
Así, por ejemplo, Cineclick.com ha multiplicado por tres (casi cuatro) el consumo de películas durante este fin de semana. Su director, Germán Renau, no lo achaca sólo al cierre de la web, sino a que a raíz de ese acontecimiento «todos los servicios de descarga han decidido eliminar de los servidores gran parte del contenido protegido con derechos de autor», y un porcentaje de esos usuarios han emigrado hacia opciones más seguras. Esta web ofrece la posibilidad de una suscripción anual de 9, 95 euros que permite acceder a la mayor parte de su catálogo. Son casi los decanos del negocio en nuestro país, con más de dos años online. Wuaki.tv, otro de los portales nacionales de películas legales, ha doblado su número de visitas desde el jueves: «Si hasta principios de enero contábamos con casi 5.000 diarias, a partir del cierre de Megaupload ha subido hasta casi 10.000». Su concepto es más parecido al de un videoclub tradicional, permite al usuario seleccionar un título desde su mando a distancia. Hay filmes gratuitos y los demás tienen un rango de precio que va desde los 0,99 a los 3,99 euros. Filmin.es ha casi triplicado su tráfico desde la fatídica fecha para el dueño de Megaupload. En su mejor fin de semana en tiempos, la web, especializada en cine independiente y series, tiene entre los títulos más vistos «La piel que habito», de Pedro Almodóvar, a 2,95 euros. También es posible ver otros filmes que competirán en los Goya, como «Blackthorn», o las primeras tres temporadas de «Mad Men» a tres euros el capítulo.

Casi todos los responsables de las webs coinciden en que su modelo de negocio está aún lejos de  poder considerarse  rentable. Por supuesto que las altas cifras de «piratería» de nuestro país pueden ser la causa principal del descuadre del balance, pero aún deben solventar el problema de las expectativas del público: «Los espectadores desean ver los estrenos de los cines, pero comprendo que los productores arriesgan mucho dinero y quieran que se cumplan las ventanas de explotación», señala Renau, de cineclick.com.

Webs desactivadas
«Todas las funciones de compartición de archivos están ahora desactivadas. Nuestro servicio sólo puede ser empleado para subir y recuperar archivos que hayas subido personalmente». Es el mensaje que puede leerse en Filesonic; como ésta, otras plataformas similares han desactivado algunas funciones para evitar un cierre como el de Megaupload.  Así Uploaded.to sigue bloqueando el acceso a los usuarios norteamericanos, VideoBB, similar al Megavideo de Megaupload, ha empezado a limpiar archivos con contenido protegido. Google Trends refleja que desde la operación del FBI contra la página, las búsqueda de palabras como «streaming» y «descarga de películas» se han multiplicado.

Otro de los sectores más afectados por los «piratas» ha presentado su balance global: España sigue siendo líder en la clasificación de europea. Según un estudio de Nielsen conocido ayer, un 42% de los internaturas españoles visitan páginas con contenido protegido al menos una vez al mes, frente al 27% de media del continente. Del lado de las buenas noticias, hay que destacar que el mercado mundial digital de la música ya supone un tercio del global con 4.000 millones de euros. Los ingresos por vía digital sufrieron un crecimiento de un 8% en todo el mundo durante 2011,  es decir, unos 5.200 millones de ingresos para las dicográficas según refleja del Digital Music Report. El incremento, sin embargo, palía tímidamente las perdidas de ingresos por soportes físicos.

Algunos gobiernos empiezan a ver el fruto de su esfuerzo en contra de la «piratería»; en Francia, por ejemplo, los usuarios de redes p2p descendieron un 26% en el último año tras la aplicación de la ley Hadopi que contempla sanciones contra los infractores. En España, a pesar de haber experimentado un incremento apreciable, de forma que  el mercado legal ya ha alcanzado el 31% del total, la «piratería» sigue siendo devastadora. La prueba es que aún estamos lejos de países donde el consumo de música online es más de la mitad del total. Así ocurre en EE UU (52%), en Corea del Sur (un 53%) y en Chica (más del 70%). En el informe, Rob Wells, presidente del área digital de Universal Música, apunta que «España debería ser el centro neurálgico del repertorio para Latinoamérica y la población hispana de Estados Unidos», pero, en la práctica, «es hoy un mercado moribundo por culpa de la piratería».

En este segmento del mercado cultural no se puede decir precisamente, como ha ocurrido en otros, que la oferta legal no sea apreciable y actual, pues, según la industria, se calcula que se puede acceder a más de 20 millones de canciones con plenas garantías de seguridad y legalidad para los usuarios.


Las principales webs españolas
- Cineclick
La más veterana

Con más de dos años de presencia en la red, esta plataforma es una de las decanas del negocio. Apuesta por la suscripción mensual.
- Wuaki.tv
El nuevo videoclub

Busca a los clientes que solían alquilar DVDs, se pueden elegir sus títulos desde el mando de la tele. Algunos son gratuitos, los más caros, valen 3,99 euros.
- Filmin
La «indie»

Su objetivo es el cine independiente y las series de televisión. Lucha, además, por contar con estrenos recientes, como «La piel que habito».
- Filmotech
Catálogo español

Posee el catálogo histórico de cine español más amplio; no en vano fue puesta en marcha por Egeda, la entidad de gestión de los productores nacionales.

SIGUENOS EN LA RAZÓN