lunes, 29 agosto 2016
14:18
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

La venganza de la Ceapa

  • La confederación de padres que pide no llevar a los niños a clase ha visto reducidas sus subvenciones en un 90% . Está vinculada a PSOE, IU y UGT

Madrid- «Insólito» e «irresponsable». La «semana de lucha» anunciada por la Plataforma Estatal en Defensa de la Escuela Pública, ha contado con la respuesta enérgica del ministro de Educación Cultura, José Ignacio Wert. Y es que el ministro no entiende cómo una organización como la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa) se haya sumado a la huelga «política» y «radical» del Sindicato de Estudiantes. Entre otras iniciativas, los convocantes han organizado huelgas generales para el martes, miércoles y jueves. Para este día, la Ceapa, en un gesto sin precedentes, ha pedido que los padres no lleven a sus hijos a los centros.

Para Wert, las razones esgrimidas son «extremistas» y la concepción de los recortes, «exagerada».  Pero, ante todo, «ha valorado muy negativamente» que un colectivo de padres como la Ceapa «anime a vaciar las aulas». «Tienen la obligación de procurar la mejor educación de sus hijos», apostilló.

Lo cierto es que los vínculos entre la Ceapa y la izquierda política y sindical dejan poco margen de duda. El actual portavoz de la confederación, José Luis Pazos, procede de la FAPA (Federación madrileña de asociaciones de madres y padres de alumnos) Giner de los Ríos, ligada a UGT. No en vano, varios presidentes de Ceapa procedían de esta FAPA. Y con el tiempo, han ocupado cargos políticos. Es el caso de Eulalia Vaquero, presidenta de la Ceapa entre 1997 y 2002 y actual portavoz de Educación de IU en la Asamblea de Madrid. O Mercedes Díaz, vicepresidenta de Ceapa desde junio de 2006 a febrero de 2007 y, a día de hoy, diputada del PSOE también en la Asamblea madrileña. Hay que recordar, por otro lado, que, durante este año, la confederación criticó que el Gobierno del PP recortara las subvenciones recibidas hasta en un 90 por ciento. Así, según reconoce la propia organización, si en 2011 recibieron 438.620 euros de los Presupuestos Generales del Estado junto a Concapa –los representantes de los padres católicos–, en 2012 la cantidad se redujo a 43.600.

«Es una falta de respeto»
La respuesta a las palabras de Wert por parte de la confederación no se hizo esperar. «De extremistas y antisistema, nada de nada», afirmó Jesús María Sánchez, presidente de Ceapa, que aseguró que la convocatoria no tiene nada que ver con la ideología.  «Somos personas como cualquier otra, que defendemos la escuela pública y luchamos porque nuestros hijos y nuestras hijas tengan un futuro más digno».

Por ello, Sánchez consideró las palabras del ministro como «una falta de respeto» y un «insulto» a los «casi tres millones de familias» de «todo tipo de ideologías y creencias». Y su reacción, «insólita». Y se reafirmó al decir que «es imposible que seamos una organización adoctrinada, porque nuestras bases no nos lo permitirían». 
  


 

SIGUENOS EN LA RAZÓN