sábado, 22 julio 2017
10:31
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

Un buen escote atrae propinas y otros seis estudios absurdos

  • A los niños les gustan los coches, a las niñas las muñecas. Preferimos los viernes a los lunes. Las hormonas mejoran el rendimiento de los deportistas. Y sobre todo: las mujeres con pechos grandes obtienen más propinas y tienen más éxito haciendo autoestop. Aunque parezca increíble, todos ellos son estudios científicos. Y han costado dinero.

La revista norteamericana "The Week" ha elaborado la lista de los siete estudios más inútiles siguiendo una premisa clara: en 2010 se hicieron grandes descubrimientos e innovaciones, tanto en el campo de la medicina como en el de la física o la ingeniería, pero algunos de ellos sólo sirvieron para confirmar lo obvio. Aquí están las siete investigaciones más absurdas de 2010:

1. Los grandes pechos atraen las mejores propinas. El autor de semejante descubrimiento es el profesor Michael Lynn, de la Cornell University, en un estudio cuyo título era ya toda una declaración de intenciones: "Determinantes y consecuencias de la sexualidad y el atractivo femenino: test reales con camareras de restaurante". Mientras algunos de sus colegas se encerraban en laboratorios rodeados de tubos de ensayo o pasaban los días entre las cuatro paredes de una biblioteca, Lynn llevó a cabo un duro trabajo de campo en los restaurantes de la zona. Después de mucho observar, preguntar y apuntar llegó a la conclusión de que las camareras con grandes pechos obtenían mejores propinas, como también lo hacían las esbeltas y las rubias. La combinación de los tres factores, por tanto, una mina de oro.

2. Los hombres nunca se cansan del sexo. Este estudio, emparentado de alguna manera con el anterior, lleva la firma de científicos australianos, que hicieron una pregunta sencilla, directa, sin matices, a hombres de entre 75 y 95 años: ¿Les gustaría hacer el amor más a menudo de lo que lo hacen? La respuesta fue abrumadora: "Sí". A Judith Kuriansky, psicóloga clínica y adjunta de la Columbia University, no le sorprende el hallazgo:  "Muchos de los hombres que tienen en torno a los 75 años no están aún para el arrastre", dijo a MSNBC.

3. A los niños pequeños les gustan los coches, a las niñas las muñecas. El estudio es del mes de abril, obra de la London's City University, y fue expuesto en una conferencia: a los niños jóvenes les gustan intrínsicamente los coches, mientras a las niñas les gustan las muñecas. No se hable más.

4. Si eres mujer y cantante, las apariencias importan. También en abril, un estudio, obra de Noola Griffiths, concluyó que la ropa que lleven puesta las cantantes en las actuaciones influye en la forma en la que la audiencia perciba su espectáculo. Que se lo digan a Madonna o a Lady Gaga.

5.  Las hormonas del crecimiento mejoran el rendimiento de los atletas.
Lo llamativo no es la conclusión en sí, tan lógica como obvia, sino que fue la propia Agencia Mundial contra el Dopaje quien la encargó. ¿Quizás tenía todavía alguna duda? "Es el estudio más obvio que he visto nunca", protestó el periodista Chris Chase en Yahoo! Sports.

6.  Además de a las camareras, los pechos generosos ayudan a las autoestopistas.
Este estudio, llevado a cabo en Francia, es una secuela del realizado entre las camareras. También aquí lo llamativo está en la metodología: "Tamaño del pecho y augtoestopistas: un trabajo de campo". El resultado es que las mujeres con tallas grandes de sujetador tienen un 10 por ciento más de posibilidades de subirse a un coche que el resto. "Creo que todos hemos supuesto alguna vez que esto era así, pero es divertido comprobar que el tema está abordado con métodos científicos", explica Gad Saad, experto de Psychology Today.

7. Nos gustan los fines de semana, odiamos los lunes.
El último de los estudios científicos no admite interpretaciones. Se publicó el pasado mes de enero en la revista especializada Journal of Social and Clinical Psychology. Ahí va: nos sentimos mejor el viernes por la noche que el domingo por la mañana, y el peor día de la semana es el lunes. Y disfrutamos más en casa descansando el fin de semana que el resto de la semana en el trabajo.

SIGUENOS EN LA RAZÓN