MENÚ
miércoles 23 octubre 2019
15:57
Actualizado

Los presos se quedan sin merienda

La Generalitat pone en marcha medidas para ahorrar dos millones este año en alimentación. Los funcionarios pagarán el doble por su comida en la cárcel

  • Los presos se quedan sin merienda

Tiempo de lectura 2 min.

04 de julio de 2012. 01:22h

Comentada
4/7/2012

BARCELONA- Un bocadillo o una pieza de bollería. Era la comida que los reclusos de las cárceles catalanas recibían para merendar y que desde ayer la Consejería de Justicia ha suprimido para ahorrar. Los funcionarios, por su parte, deberán pagar seis euros por un menú que hasta ahora les costaba 3,29. En una circular enviada a los responsables de las cárceles, el director general de Servicios Penitenciarios de la Generalitat, Ramon Parés, justifica estas medidas para lograr el «ajuste presupuestario» que le impone Economía.

La Consejería se ahorrará este año dos millones de euros, explicó un portavoz, ya que la iniciativa también incluye otras medidas, como la restricción de las comidas extraordinarias. Hasta ahora los presos tenían ágapes especiales días señalados del calendario en Cataluña, como la Mercè o Sant Joan, pero la crisis ha llevado a la Generalitat a reducir estas citas especiales a Navidad y Fin de Año.

También se reducen las reservas de comida extra y se fijan en un 2 por ciento en cada centro, así como el horario de apertura de las cafeterías de las cárceles. A partir de ahora estarán abiertas de nueve de la mañana hasta las siete de la tarde los días laborables, y hasta las cinco los fines de semana.

La retirada de la merienda no afecta a la cárcel de jóvenes de la Generalitat, en la Roca del Vallès (Barcelona) explicó un portavoz de la Consejería, que argumentó que los motivos que han llevado al Govern a tomar esta decisión son diversos. Por una parte, el propio horario de las comidas, ya que los presos comen a la 13:00 o 13:30 horas y cenan a las 19:00 o 19:30, con lo que muchas veces el bocadillo de la merienda o se lo comían directamente tras el almerzo o lo desperdiciaban. Por otra, muchos presos trabajan y se compran su propia merienda en la cafetería.

Para el portavoz del sindicato de prisiones Csif, Cristian Pérez, se trata de medidas «deplorables», ya que, a su juicio, el ahorro será irrelevante y provocará malestar entre los presos y el cuerpo de  funcionarios.

Respecto a estos últimos, que han provocado algunas de las protestas más sonadas por los recortes, el director general de Servicios Penitenciarios aseguró que «Justicia no podía seguir subvencionando en la cantidad que hasta ahora lo ha estado haciendo los menús de su personal».
 

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs