MENÚ
lunes 18 noviembre 2019
02:00
Actualizado

Ocurrió en el despacho del regidor en la reunión de la Junta de Portavoces

El alcalde de Leganés (PSOE) llama «chulo de mierda» al portavoz del PP

En la semana de los comentarios desafortunados, el alcalde de un municipio socialista de Madrid ha querido aportar su granito de arena.

  • Rafael Gómez Montoya, alcalde de Leganés (PSOE)
    Rafael Gómez Montoya, alcalde de Leganés (PSOE)

Tiempo de lectura 2 min.

28 de octubre de 2010. 01:37h

Comentada
28/10/2010

MADRID-  Las declaraciones del alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva (PP), en las que, de forma muy poco adecuada, hablaba sobre la recién nombrada ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, desencadenaron todo un aluvión de críticas, comenzando por gente de su propio partido, y hasta le costó la retirada del saludo de otra ministra. Ahora, otro alcalde (esta vez del PSOE) se ha salido de tono y, sin embargo, nadie parece molesto.
Rafael Gómez Montoya, a la sazón alcalde de Leganés, propinó al principal líder de la oposición, Jesús Gómez (PP), un insulto directo, sin dar lugar a posibles malas interpretaciones y, además, lo repitió, por si no lo había escuchado bien. El escenario fue el despacho privado del primer edil y el improperio, concretamente, «chulo de mierda». Ocurrió el pasado martes durante la reunión de la Junta de Portavoces previa al Pleno Municipal. En un momento dado, mientras discutían el concejal portavoz de IU y el del PP sobre si debía tratarse o no un asunto en el Pleno, Montoya interrumpió el debate y, mirando a Gómez le espetó: «¡Eres un chulo de mierda!». Todos se quedaron estupefactos y Gómez, no creyendo haber oído bien lo que el alcalde había dicho, le inquirió: «¿Qué has dicho?», a lo que Montoya no tuvo ningún reparo en contestar: «Pues eso Jesús, que eres un chulo y que llevas así casi toda la legislatura». A pesar de la tensión que se mascaba en el despacho, el presidente del PP en la localidad no quiso hacer leña del árbol caído. Sin embargo, el comentario acabó «filtrándose» y el portavoz del PP, lógicamente, confirmó ayer lo sucedido. «Pedimos disculpas públicas porque consideramos que es una falta de respeto también a los miles de vecinos de Leganés que represento», apostilló ayer el portavoz popular, aunque ya advirtió de que «sería bastante raro» que esa disculpa se produjera. Ayer, el alcalde no se había disculpado y tampoco ningún miembro del PSOE había criticado su salida de tono.  Cuestión de doble rasero.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs