martes, 19 septiembre 2017
03:29
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

El PP quiere que TMB desarrolle una aplicación móvil contra actos incívicos

  • Ferrarrils ensayó una tecnología similar, pero la ha retirado recientemente

BARCELONA- Han sido más de 53.000 personas las que firmaron online exigiendo la retirada de las «alertas incívicas» contra los mendigos y músicos en el metro que promovía la aplicación móvil de Ferrocarrils de la Generalitat (FGC), pero el PP de Barcelona no comparte el revuelo organizado. Así lo defendió ayer el líder de los populares en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández, quien consideró, en una entrevista concendida a Catalunya Ràdio, que no estaría mal que la red de autobuses y metro de la capital catalana imitasen el modelo, fallido, de FGC. «Creo que todo lo que sea favorecer más seguridad, más convivencia, más respeto... una perfecta utilización de los bienes públicos, y del transporte público lo es, entonces, ¿por qué no?» espetó el popularen los micrófonos del estudio.

El martes, la web de denuncia social change.org informó de que Ferrocarrils había optado por retirar el apartado de su aplicación móvil en el que, junto a otros «actos incívicos» como pintar grafitis, fumar en las instalaciones o rayar cristales, permitía emitir una «alerta de incivismo» para que las autoridades de la empresa de transporte decidiesen qué hacer al respecto. Bajo el lema «los trenes de FGC son un sistema de transporte ferroviario público donde no está permitido hacer negocio. Está prohibido mendigar, vender, tocar música, cantar, etc», la empresa defendía así el porqué de este tipo de alertas. La presión ciudadana durante el último mes y medio –auspiciada por el estudiante de Educación Social de la UOC, Miquel Rubio– avivó un agitado debate mediático sobre la aplicación, aunque Ferrocarrils aseguró que su retirada se debió a una «actualización del sistema operativo». El líder popular no ha tardado ni un sólo día en reanimar el debate sobre su funcionalidad, y ayer indicó que no vería con malos ojos que TMB copiase el modelo.

Mientras tanto, desde las plataformas ciudadanas se sigue pidiendo la supresión por completo de la polémica aplicación de FGC, aunque se haya retirado el mencionado apartado de denuncia. El propio Rubio indicó ayer en su blog que desde el Síndic de Greuges se han puesto en contacto con él, mediante una carta, en la que le indican que la aplicación «es un medio más que pretende aportar inmediatez a la obtención de las pruebas de un hecho sancionable por la administración».

El Barça, a pagar el metro
Fernández Díaz también se mostró partidario de que el Fútbol Club Barcelona se haga cargo de los gastos que comporta alargar el horario del metro los días que hay un partido que acaba más tarde, como pasó la semana pasada con la Supercopa. El popular dijo que es incongruente no querer pagar 30.000 euros para alargar el metro una hora cuando se pagan 19 millones de euros para fichar un jugador.


 

SIGUENOS EN LA RAZÓN