MENÚ
viernes 22 septiembre 2017
08:16
Actualizado

Los jefes de servicio «colaboradores» en la usurpación de funciones

SEVILLa- Otra vuelta de tuerca más. El 28 de octubre, un funcionario de la Junta de Andalucía denunció ante la Fiscalía a un grupo de trabajadores de distintos centros directivos de la Administración andaluza por usurpar funciones reservadas por ley a los empleados públicos. El 8 de noviembre, amplió esa denuncia y aportó un nuevo listado. Ahora, va más allá y ha denunciado a los jefes de servicio de la Junta como «colaboradores necesarios». Señala que podrían estar cometiendo acciones constitutivas de los delitos de prevaricación, nombramiento ilegal y usurpación de funciones públicas. Esos jefes de servicio son funcionarios y son una pieza clave para el desarrollo de la Administración paralela, ya que entiende el demandante que dan apariencia de legalidad a las acciones mandatadas por los cargos políticos.

La denuncia, a la que ha tenido acceso LA RAZÓN, señala que estos funcionarios «permiten, amparan, y facilitan desde sus puestos de trabajo y cargos el desempleo efectivo de competencias y funciones públicas por personal que no es empleado público».

El demandante pide que estos cargos certifiquen que «en ningún caso» el ejercicio de funciones que impliquen «directa o indirectamente el ejercicio de potestades públicas ha sido realizado por personas que no son funcionarios públicos».

También reclama «responsabilidades» para las «autoridades políticas» que lo permiten.

 

«Enchufados», en un limbo por culpa de la Junta
Todos los protocolos de integración de las nuevas agencias administrativas están paralizados por los juzgados. ¿Qué pasa con los trabajadores que venían de las empresas públicas? Las sociedades de origen ya no existen, pero no se pueden integrar en la Junta porque así lo han dicho los tribunales. Fuentes del Sindicato de Funcionarios de la Junta (Safja) aseguran que los «enchufados» están en un limbo por culpa de la Junta, que no sabe qué hacer.

SIGUENOS EN LA RAZÓN