jueves, 27 agosto 2015
23:18
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

    $tex_h1

Danza para todos

  • Compañía Nacional de Danza. «Extremely Close», «El espectro de la rosa», «Artifact II», «Walking Mad». Coreógrafos: A.Cerrudo, A. Preljocaj, W. Forsythe, J. Inger. Director: José Carlos Martínez. 18-I-2012. Teatro de  la Zarzuela. Madrid.
     

«En la variedad está el gusto», debe de pensar Martínez. Su puesta de largo anteayer en la Zarzuela fue, sin duda, variada: el programa compuesto por cuatro piezas que van desde el contemporáneo más libre al neoclásico en puntas lo atestiguan. «Menudo mérito», puede pensar el avezado lector. Y no le faltará razón, aunque con matices. Cumplir la filosofía de la «nueva» Compañía Nacional de Danza podría haber devenido en un popurrí caótico pensado exclusivamente para llevar la contraria a su antecesor, Duato.

Nada de eso ocurrió sobre el escenario. La selección y unión de estas cuatro piezas resultó brillante. Y no sólo porque constituyen un excelente repaso de la historia más reciente de la danza; el descubrimiento de Alejandro Cerrudo, un talento español desconocido hasta ahora en nuestro país, compensa por sí solo el precio de la entrada. La dosis de Forsythe dio la entrega pertinente de neoclásico y permitió subir a escena el poderío técnico de todos los bailarines. La dimensión onírica de «El espectro de la rosa» contrastó con el movimiento libre y de carácter fundamentalmente expresivo de «Walking Mad», de Inger. Estilos para todos los gustos y para uno en particular: el del gusto por la danza. 
 

SIGUENOS EN LA RAZÓN