viernes, 28 julio 2017
16:42
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

Denuncian penalmente que los «enchufados» sigan en las agencias

Sevilla- La particular interpretación que ha hecho la Junta de Andalucía de las distintas decisiones judiciales que han paralizado los protocolos de integración en siete de las ocho agencias administrativas donde conviven los funcionarios con los «enchufados» –el personal laboral de las empresas públicas que entró a trabajar «a dedo»–, ha originado nuevas denuncias penales contra los responsables de no acatar   –entienden los denunciantes– estas resoluciones.

El Sindicato Andaluz de Funcionarios de la Junta de Andalucía (Safja) ha presentado una querella criminal contra el director gerente del Servicio Andaluz de Empleo (SAE), Pedro Eugenio Gracia Vitoria, por un posible delito de prevaricación y otro de incumplimiento manifiesto de una decisión judicial. El motivo de esta acción penal es la resolución dictada por este alto cargo en la que se marcan las instrucciones para cumplir la sentencia que anulaba la integración del personal de la extinta Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe) y de las Unidades Territoriales de Empleo (Utedlt) y que en la práctica crea una nueva categoría para los «enchufados»: personal laboral subrogado. Como adelanto LA RAZÓN, la directriz marcada permite que funcionarios, personal laboral y personal laboral subrogado convivan en el mismo espacio  y a estos últimos, que no pueden ejercer potestades públicas, se les pide «deber de reserva y discreción» y «buena fe contractual».

El sindicato entiende que la resolución no hace más que «burlarse, de forma grosera, del mandato contenido en ella al plantear la integración del personal de la extinta Faffe, creando, en un auténtico fraude de ley, la figura del personal subrogado». El Safja denuncia que «se han dictado unas instrucciones que solamente dejan claro que la integración se ha producido vulnerando el mandato judicial».

Por el mismo motivo, el sindicato también ha presentado una denuncia contra la delegada provincial de Empleo en Granada, Marina Martín.
 

SIGUENOS EN LA RAZÓN