domingo, 02 agosto 2015
04:38
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

    $tex_h1

Envueltos en la bandera de la esperanza

La Eurocopa de Polonia y Ucrania arrancó ayer en Varsovia, aunque para nuestra Selección lo hará mañana. Millones de españoles observan con atención a nuestros jugadores, no con la esperanza de que solucionen los graves problemas del país, sino de que sus triunfos nos regalen un paréntesis de  alivio y esperanza entre la preocupación y adversidad del día a día. La sintonía de la gente con sus campeones es un sentimiento vertebrador creciente que nos recuerda también que España es una gran nación capaz de lo mejor hasta en las circunstancias menos favorables.



Adiós por una puerta aún más pequeña
Fernández Ordóñez se despidió del Banco de España con dardos envenenados contra el Gobierno. A diferencia del trato al Ejecutivo de su partido, al que regaló condescendencia, habló ayer del riesgo de sucumbir a la «fatiga reformadora», de la desviación en los Presupuestos y de la dudosa capacidad de respuesta de nuestra economía. Para mayor sarcasmo, pidió a los políticos que generen confianza. Lo dijo quien sumió a la institución en un descrédito hasta entonces desconocido.



Desmadre a la española con el dinero de todos
La iniciativa de Esperanza Aguirre de adelgazar la Asamblea y exprimir el gasto para cuadrar las cuentas ha puesto el foco sobre la casi insondable capacidad de las administraciones para derrochar el dinero de los contribuyentes. LA RAZÓN denunció ayer, y continúa hoy, las grandes oportunidades pérdidas para el ahorro en partidas no ya superfluas, sino surrealistas, de las autonomías. Casos como el suplemento por desplazamiento de 20.000 euros que los parlamentarios de Cataluña cobran sólo por ir a pie hasta la Cámara escandalizan a cualquiera.

SIGUENOS EN LA RAZÓN