martes, 30 junio 2015
18:49
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

    $tex_h1

historico

El rector de la Hispalense no convence a los vecinos del Prado sobre la biblioteca

  • 1

Sevilla- La representación jurídica de la comunidad de vecinos del número 9 de la calle Diego de Riaño, promotora del recurso que ha derivado en la sentencia del Tribunal Supremo que tumba la ubicación de la biblioteca de la Universidad de Sevilla en los Jardines del Prado, ha comunicado formalmente al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) la pretensión vecinal de que el fallo se cumpla «en sus justos términos y sin más demora». Debe ser ahora la Sala de lo Contencioso-administrativo del tribunal, que ya dio una prórroga para que Universidad y vecinos de la zona alcanzaran un acuerdo consensuado sobre qué hacer con lo ya construido, la que se pronuncie sobre qué hacer al respecto.

Por su parte, el rector de la Hispalense, Antonio Ramírez de Arellano, ha insistido en que la parte edificada del proyecto de la Biblioteca central es «compatible» tanto con una zona verde como con un aparcamiento: «Intentaremos que por esta discrepancia no se pierda un recurso útil para la sociedad y que puede quedar como una zona verde y racional compatible con lo construido». Para ello, pide al Ayuntamiento que se implique porque, «como es natural, al ser una zona verde municipal tiene que ser estionada por él».
 

Síguenos en