MENÚ
martes 12 noviembre 2019
22:33
Actualizado

Una isla deshabitada nuevo paraíso de los artistas

Una isla en medio de uno de los mayores lagos del mundo será la nueva inspiración de escritores, artistas e investigadores. El paraíso natural fue adquirido a través de Internet por un neoyorquino.
 

  • Una isla deshabitada, nuevo paraíso de los artistas
    Una isla deshabitada, nuevo paraíso de los artistas
Nueva York.

Tiempo de lectura 2 min.

10 de julio de 2011. 19:50h

Comentada
Nueva York. 11/7/2011

En febrero de 2010, Rob Gorski tuvo la oportunidad de comprar una isla que salió a la venta en Internet, y no dejó pasar la oportunidad. Después de asegurar la preservación de la flora y fauna de un entorno completamente virgen, se hizo con la paradisíaca Rabbit Island, una superficie de tierra de 36 hectáreas en medio de Lake Superior, el mayor lago de agua dulce del mundo según su superficie.

Rabbit Island se encuentra a tres kilómetros al este de la península de Keweenaw, al norte de Michigan sobre una pequeña elevación de la piedra arenisca. Bosque y rocas conviven con animales salvajes en un ecosistema robusto que permanece en su estado natural.

Con la preservación del paraje asegurada para el futuro, el siguiente paso fue el de idear un espacio donde los artistas e investigadores creativos pudieran encontrar inspiración en un entorno virgen.

Las necesidades del proyecto
En la actualidad el proyecto gira en torno a la construcción de una residencia ecológica para los futuros residentes que se queden allí durante varias jornadas trabajando, y el diseño de un estudio en el que poder trabajar. Ambas instalaciones se construirán con piedra y madera obtenida de la propia de la isla.

De este modo, se podrán garantizar los ingresos suficientes con los que preservar el entorno. En el «paquete turístico» se incluye el transporte a la isla, que se realizará en un bote de segunda mano perteneciente a alguien de la localidad. Una vez en la isla, los residentes contarán con energía generada por paneles solares.

Ante la creciente preocupación por el entorno y el medio ambiente, los creadores del proyecto han apuntado a «artistas plásticos, escritores, diseñadores, arquitectos, agricultores e investigadores creativos» como los virtuales visitantes de la isla, donde podrán encontrarse en un espacio único: es la naturaleza en su forma más pura, aislada de toda forma convencional de transporte.

Primer inquilino
Andrew Ranville, graduado en Bellas Artes en Londres, será el principal artista que se establezca en esta residencia. Su misión es la de diseñar y construir sus estructuras e incorporarlas al paisaje de la isla. Además de su experiencia artística, se pondrán en práctica ideas provenientes de otras instalaciones similares en Europa y América. .

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs