sábado, 28 marzo 2015
15:18
Actualizado a las 
Ofrecido por:
MOSTRAR STICKY MOSTRAR NORMAL
  • 1

    historico

historico

Interior rechaza acercar a los presos de ETA

  • Cree que es un «fraude de ley» porque no piden perdón

  • 1

MADRID-La demanda masiva de los presos de ETA para ser trasladados al País Vasco o, en su caso, excarcelados (por supuesto cumplimiento de condena) formaba parte de una estrategia para crear problemas al Gobierno, según el documento que la banda remitió a sus reclusos y al que ha tenido acceso LA RAZÓN. El plan consiste en aparentar una actitud flexible con el fin de «acumular fuerzas» entorno al «frente» carcelario y, de paso, obligar al Ejecutivo a que tome medidas a favor de los internos.

La respuesta del Gobierno ha sido contundente. Las misivas que los presos habían remitido a los directores de las cárceles incurrían «en fraude de ley», dado que en ninguna de ellas se   pedía perdón a las víctimas o se manifestaba ruptura alguna con ETA. Por lo tanto, la respuesta ha sido negativa. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, subrayó ayer, en Sevilla, que la política que sigue el Ejecutivo en materia antiterrorista, y en lo que hace referencia a la política penitenciaria, tiene como base el arrepentimiento y la petición de perdón individualizado por parte de los presos, «por que lo que cualquier fraude de ley, como el que ha intentado poner en marcha este colectivo, no va a encontrar otra respuesta del Ministerio que la que se ha dado».

Si los presos van «de verdad -agregó- y en serio, con voluntad de reinserción, pidiendo perdón a las víctimas y colaborando con la justicia, podrán entonces acogerse a   los beneficios que la ley permite para quienes quieran abandonar la organización y pedir perdón a sus víctimas. Esta es la única manera de que tengan esa vía abierta. Y nosotros les vamos a acompañar y ayudar, pero a los que pretendan burlarse, engañar y cometer un fraude de ley, como el que nos ocupa, no van a tener otra respuesta del Gobierno y del Ministerio de Interior como la que han tenido porque no vamos a   permitir un engaño a la sociedad española».


La banda lo prohíbe

Precisamente, en el citado documento, ETA prohibía lo que establece la legislación vigente para poder acogerse a los beneficios y recordaba ayer el ministro. La banda recordaba a sus reclusos que no podían pedir perdón a las víctimas, ni pagar las indemnizaciones que les debían en concepto de responsabilidad civil, ni, por supuesto, adoptar salidas personales, fuera de la disciplina del «Colectivo» (el EPPK).

Síguenos en