miércoles, 24 agosto 2016
14:27
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

Demetrio Carceller sale de las sombras

  • Se convierte en primer accionista de Sacyr sin apenas prodigarse en la vida pública

Madrid- La que termina hoy debe estar siendo una semana bastante complicada para Demetrio Carceller. Poco amigo de los focos y de la publicidad, el presidente de la cervecera Damm y de la operadora de productos petrolíferos Disa, Carceller ha sido en los últimos días uno de los principales protagonistas de la actualidad económica por su presunto interés en relevar a Luis del Rivero en la presidencia de la compañía Sacyr Vallehermoso.

Sin hacer ruido, Carceller se ha hecho con el control del 15,7% del cuarto grupo de construcción y servicios del país gracias al 12,9% que tiene Disa y al 2,8% sindicado de su socio Satocan, un grupo constructor canario. Desde esa posición, algunas fuentes aseguran que prepara ahora el asalto a la dirección de Sacyr ante la negativa de Del Rivero a compartir parte de su poder, aunque, oficialmente, fuentes cercanas a Carceller lo hayan negado.

Lo consiga o no, el ruido que se ha montado en torno a la operación ha sacado de las sombras a un hombre retratado por sus colaboradores más allegados como «accesible y cercano». Nacido en Madrid hace 49 años, es licenciado en Empresariales por el Colegio Universitario de Estudios Financieros (Cunef) y MBA por la Fuqua School of Business, en la Universidad de Duke (Estados Unidos), considerada una de las más prestigiosas escuelas de negocios de todo el mundo.

Saga familiar
Tercera generación de una familia de empresarios dedicados a los negocios del petróleo y la cerveza, su carrera se inició en el Banco Santander y en McKinsey, pero desde hace quince años está al frente de Damm y Disa –también es consejero de Gas Natural–, donde su papel ha pasado más que inadvertido para el público.

Su obsesión desde que se colocó al frente de las mismas ha sido la diversificación y la internacionalización de las compañías. A finales del pasado año, Damm adquirió el 10% de Ebro Foods, el primer grupo del sector de la alimentación en España, y Carceller dejó la puerta abierta a futuras compras en el mercado exterior.

Ahora, sin embargo, parece que sus esfuerzos están centrados en miras más cercanas, una compañía nacional como es Sacyr Vallehermoso.


Trilingüe y buen golfista
- De la sólida formación académica de Carceller, del que se dice posee una elevada cultura financiera, da cuenta el hecho de que es trilingüe. Domina el inglés, el francés y el español.
- En sus ratos libres, el presidente de Damm y Disa se prodiga bastante por los campos de golf, en los que se desenvuelve bien. Además es un hombre culto. La Fundación Damm es uno de los patrocinadores del Teatro Real y se involucra de forma decidida en las decisiones de la Junta de Protectores.

SIGUENOS EN LA RAZÓN