lunes, 01 mayo 2017
04:28
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

Encuentran muerto a un lince ibérico en Andújar (Jaén)

  • Miembros del proyecto Life Lince han encontrado muerto a un lince ibérico en un arroyo de Andújar (Jaén) sin signos externos de violencia, aunque se está a la espera de los resultados definitivos de la necropsia.

Según informa la página web del proyecto, hace unas semanas descubrieron que la señal del collar del animal, llamado "Pétalo" emitía con una frecuencia que indicaba que estaba muerto y lo localizaron "entre la vegetación del cauce de un pequeño arroyo sin más síntomas externos que una delgadez poco usual para el que había sido el lince más grande de la sierra".

Pétalo nació en la primavera de 2002, en la zona del río Jándula en Andújar, hijo de "Lupe" y hermano de camada de otros dos cachorros: "Cactus" y "Burbuja", coincidiendo con el momento de la historia en que menos linces han habitado la Península Ibérica, con menos de un centenar.

Era un macho, que con 16,5 kilos llegó a ser el más pesado de entre los más de 300 linces capturados durante el proyecto LIFE, capturándose por primera vez en invierno de 2006 para instalarle un collar radioemisor que permitió conocer sus movimientos con detalle.

De entre sus andanzas se encuentra la sufrida en otoño de 2008 cuando se le avistó "con unas terribles heridas por toda la cabeza, presumiblemente a consecuencia de un encuentro" con otro lince llamado "Cerrajero", por lo que estuvo dos semanas en el centro de recuperación El Blanqueo (Granada) y después fue liberado de nuevo.

"Pétalo" era "un asiduo visitante de un área semiurbanizada de la Sierra de Andújar llamada Las Viñas de Peñallana, donde campeaba libremente entre casas, piscinas, gente y gallineros".
Durante su último año de vida se sabe que hizo varias escapadas fuera de su territorio habitual, de pocos días de duración, el último a las primeras casas de la población de Andújar, donde se le pudo fotografiar entrando en dos gallineros.

SIGUENOS EN LA RAZÓN