viernes, 31 julio 2015
03:35
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

    $tex_h1

Ferrero: «Sabía de antemano que era muy difícil»

  • El español Juan Carlos Ferrero, que hoy cayó en la primera ronda de Wimbledon al perder en tres sets frente al número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic, afirmó tras el encuentro que sabía "de antemano que era muy difícil ganar".

"Lo encaras sabiendo que va a ser muy complicado, y más jugando en hierba. Aún así, sales a la pista tratando de jugar bien", aunque "sabes de antemano que va a ser muy difícil", apuntó en conferencia de prensa el español.

Ferrero mantuvo el tipo en los dos primeros sets del partido, pero sucumbió en un tercero en el que no pudo contener las arremetidas del serbio, vigente campeón en Wimbledon (6-3, 6-3 y 6-1).

El español, que solo pudo imponerse al serbio en siete juegos, señaló que "siempre es difícil" jugar contra cualquier cabeza de serie, y contra Djokovic en particular. "Era mi primer partido este año sobre hierba y ha sido muy duro llegar para enfrentarme a Novak en la primera ronda".

Ferrero se mostró "honrado" por haber inaugurado la pista central del All England Club en la presente edición del torneo, la número 126 de la historia, en la que su rival de hoy busca reeditar el título logrado el pasado año en una final contra el también español Rafael Nadal.

"Es un honor jugar aquí el primer partido. Es una pista muy silenciosa, siempre es especial jugar en ella y siempre lo será, es un lugar diferente", sostuvo el jugador, que a sus 32 años aseguró que todavía le resulta "divertido" el tenis de elite.

Según el análisis del encuentro que hizo el español, Djokovic "no se mostró muy superior" a él "desde el fondo de la pista", pero le superó en cambio en los servicios y los restos.

"En esos aspectos fue bastante mejor. No he estado cómodo en el saque, he anotado pocos primeros servicios. Él me restaba con bastante facilidad cada punto, por lo que era difícil ponerse por delante en los momentos importantes", apuntó Ferrero.

SIGUENOS EN LA RAZÓN