MENÚ
jueves 23 noviembre 2017
08:09
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Antonio del Real dirige «Ni pies ni cabeza», con Christian Gálvez y Jaidy Michel

Una comedia benemérita

M. Ayanz - Madrid. 

Tiempo de lectura 4 min.

25 de mayo de 2012. 01:30h

Comentada
M. Ayanz - Madrid.  25/5/2012

A Antonio del Real le va la marcha. Si no, es difícil comprender qué le ha llevado a aceptar rodar una comedia con un tema tan espinoso como es la Guardia Civil. Pero, a tenor de las reacciones –ha recibido felicitaciones de asociaciones del Instituto Armado–, «Ni pies ni cabeza» no sólo no ha molestado en el cuerpo, sino que están encantados con esta historia en las que se les da una de cal y otra de arena. Porque Del Real no se muerde la lengua: hay agentes corruptos, generales mafiosos (Juanjo Puigcorbé), asesinatos –todo arranca con el descubrimiento de un cádaver mutilado– y guardia civiles y abnegados aunque algo torpes, como Kiko y Castro (Miguel Hermoso y Alejandro Tous). Pero también los hay rectos y honrados, como el protagonista, Elías (Christian Gálvez) y luchadores como Magda (Blanca Jara). Y en el balance, Del Real cree que los «buenos» son mayoría. Ayudado por una forense (Jaidy Michel), Elías recompondrá este puzzle en el que hay fondos desviados, sindicalistas y organizaciones subterráneas.

Cambiar la novela
Del Real ha trabajado con Fermín Cabal en adaptar la novela homónima de la que partía este encargo, un texto para el que no se anda con paños calientes: «Era impresentable, ponía a parir a toda la Guardia Civil. Y puede haber dos malos, pero no todos. Les dije que eso no lo  iba a hacer». Asegura el director que «no me considero valiente, sencillamente digo lo que todo el mundo piensa pero nadie dice. En el cine, Fermín Cabal y yo desde muy pequeños hemos ido diez años por delante: cuando estrenamos ‘‘Buscando a Perico'' el tema del lenguaje y las drogas sorprendió muchísimo».

Deja claro Del Real que la cinta no es «una comedia gamberra», y se atreve a bucear en el «thriller» y en el cine social: «Está contada de una manera muy tierna la vida en los cuarteles de montaña de la Guardia Civil. Pero, sobre todo, hay muchas cosas muy graciosas», exlica el director de películas como «Cha-cha-chá» y «La conjura de El Escorial», para quien «la comedia nace de la propia tristeza: para mí, la comedia es la persona que se baja del autobús y se tropieza con la cáscara de plátano. Todo el autobús se parte, aunque es una tragedia. Los españoles reaccionamos siempre así». Eso nos lleva, lamenta, al eterno pecado nacional de la envidia y al imperecedero guerracivilismo: «Los políticos nos dan mal ejemplo, están siempre  a la gresca», y cree que «la crisis nos ha hecho cambiar, hemos sacado todo lo malo que llevábamos dentro. A mí me afecta. No veo que esto sea el futuro para salir de esta situación. Me gustaría ser más optimista. Creo que he hecho esta película para ver si salimos de la angustia».

 

Un guardia civil directo desde televisión
No le costó demasiado cambiar durante un tiempo el espacio del «rosco» de «Pasapalabra» por un set de rodaje y utilizar tricornio. Él está familiarizado con las cámaras. No le sorprendió la llamada de Antonio del Real para protagonizar «Ni pies ni cabeza»  y subraya que el director de «Cha cha cha» supo crear durante el rodaje un clima excepcional, «aunque es una lástima que en pantalla no se vea la capacidad que tiene para juntar piezas tan diversas y crear un clima de generosidad durante el rodaje», asegura, y confirma con un rotundo y sonoró sí que volvería a trabajar con quien le ha dado su primera oportunidad en el cine. «Es el momento de reírse porque nos está cayendo por todos los lados y de que las comedias como ésta, que está hecha para disfrutar, triunfen», aseguró Gálvez, quien comparte cartel con Alejandro Tous, Miguel Hermoso y Jaydy Michel.
 

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs