miércoles, 16 agosto 2017
12:10
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

El nuevo anuncio de Aquarius y el pueblo de los nombres raros

  • Después de los locos de la Colifata, la catedral de Justo o los condenados del "camino de los encuentros", la última campaña publicitaria de Aquarius, obra de la agencia Sra. Rushmore, promete ser tan sorprendente como las anteriores. Una advertencia: el anuncio puede herir tu sensibilidad… si te llamas Macario.

El último anuncio de Aquarius ha hecho más por Huerta de Rey que ninguna otra campaña de promoción. Y también por Ercilio, Marciana, Hierónides y Sindulfo. Y por su alcalde, Antonio, el único con nombre "raro" del pueblo. Porque este municipio de Burgos se ha convertido en el protagonista de la nueva campaña de Aquarius con una propuesta sugerente: elige el nombre que quieres llevar.

Dentro de la más pura escuela de los mejores anuncios de Coca-Cola y de la propia Aquarius, esta bebida ha optado de nuevo por las historias reales, los actores a pie de calle, los escenarios sin trampa ni cartón y los mensajes sin adornos y para todos los públicos, aderezados con a mejor puesta en escena publicitaria.

La campaña de Aquarius, compuesta por tres anuncios, lleva el sello, una vez más, de la agencia Sra. Rushmore. En ella se presenta en sociedad una nueva gestoría que ayudará con los trámites a todos aquellos que deseen cambiarse aquel nombre que no le gusta. El más elemental estudio de mercado permite concluir que no hay lugar mejor para empezar que el municipio burgalés de Huerta de Rey, donde prácticamente el único con un nombre común es Antonio, a la sazón el alcalde del pueblo.

Los nombres más raros de hombre y mujer

En su guía de teléfonos se puede encontrar a Hierónides, Filogonio, Sindulfo, Filadelfo, Aniceto, Evilasio, Gláfida, Marciana, Alpidia, Walfrido o Ercilio. Algunos de ellos participan en uno de los anuncios, que aún no se ha comercializado, y que ya ha sido presentado en el propio pueblo en una "premiere" para los vecinos.

De momento, el aperitivo es la historia de un bebé llamado Macario (esta vez sí, un actor), que sobrelleva con orgullo su nombre hasta llegar a ser gerente de la empresa y candidato a las elecciones, o de Domitila, una desventurada candidata a modelo que deja de serlo porque no puede soportar la carga de su nombre.

Mensaje de los anuncios de Aquarius

El mensaje, como ya ocurrió en otros anuncios de Aquarius, como la catedral de Justo, en el pueblo madrileño de Mejorada del Campo, o los locos de Radio Colifata, invita a no rendirse ante los obstáculos y a creer en los imposibles. Incluso, el de llamarse como a uno le dé la gana, y no –proclama el anuncio- por lo que decidan los padres, la abuela o el santoral.

El segundo anuncio llevará por título "Marciana", y en él aparecerán varias mujeres españolas con este nombre que acuden a solicitar los servicios de la gestoría de Aquarius. El tercero, bautizado como "Huerta" será el que tenga como protagonistas a los vecinos de este municipio de 1.200 habitantes situado a 80 kilómetros de Burgos, y en él solicitarán los servicios de la marca de bebidas que le cambien el nombre a su alcalde, porque eso de llamarse Antonio llama demasiado la atención.

"Nos llamamos como nos da la gana y nos encanta", proclaman los habitantes de Huerta, que ya antes se había hecho famoso por los nombres peculiares de sus vecinos. Según ha explicado la secretaria del Ayuntamiento, Paula Campos, a Efe, los más jóvenes tienen en su mayoría nombres convencionales, aunque siguen existiendo los nombres "de toda la vida", desde Filadelfo a Glácida.

¿Cómo elegir el nombre de tu hijo?

En el caso de Huerta de Rey, el origen se encuentra en el Martirologio Romano, que utilizó sistemáticamente un secretario del Ayuntamiento que ocupó este cargo a finales del siglo XIX. Y cuyos padres, por cierto, no había predicado con el ejemplo, pues se llamaba Adolfo Moreno.

Hasta ahora, el municipio no sólo ha escondido esta peculiaridad, sino que ha presumido de ello cada vez que se han hecho eco de ella los medios de comunicación, y de hecho ha elaborado un listado de nombres raros por orden alfabético que publicó en su página web. Un simple paseo por la letra A basta para encontrarse a Arandilla, Arquisio o Austringiliano. Y así muchos más.

SIGUENOS EN LA RAZÓN