MENÚ
domingo 24 septiembre 2017
08:54
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Madrid Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC

Helena Olcina: «Lo que no está en la red no existe»

  • Nació: en 1980, Madrid. Una película: «El cielo y la tierra». Un libro: «El Buscón». Un tipo de música: El flamenco, me apasiona. Dentro de 20 años: Me veo feliz, siendo madre.

–Con treinta años y ya es empresaria real, con empresa: «lanuevaweb». ¿Es una temeridad?
–Hay que ser un poco inconsciente para crear una empresa. La verdad es que si me hubiese parado a pensar no lo hubiera hecho. Soy de naturaleza miedosa, pero tomé impulso y...

–Siga...
–Me quedé en paro, hice varios cursos de diseño gráfico y de webs y me di cuenta de que el futuro, lo que marcaba la diferencia, era internet.

–¿Los jóvenes tienen en internet un arma de futuro?
–Lo que no está en la red no aparece, no existe. Una recomendación: es mejor invertir en las redes sociales que en una página web. Con todo, hay que meter contenido y tener presencia en internet y, en especial, en las redes sociales.

–¿Nota cierta apatía entre los jóvenes?
–Sí, la veo en los estudiantes en prácticas que entran en mi empresa: están desmotivados, les cuesta mucho ilusionarse con algo. Quienes tienen la fuerza propia de la juventud son los mayores de treinta.

–¿Cree que pecan de egocentrismo?
–No, lo que ocurre es que están despistadísimos. No tienen referencias. Los medios de comunicación, en especial la televisión, les venden una realidad que no es la suya. Están perdidos.

–Y encima son pesimistas.
–Sí, viven en una sociedad que transpira pesimismo y eso es contagioso. Se ven sin futuro: algunos echan muchas horas trabajando y no les suben de categoría, otros estudian muchísimo para optar a un empleo precario por el que no pueden acceder a una hipoteca...

–¡Cómo para creer a los políticos!
–La verdad es que ya no creemos en nada. En este país, históricamente, aceptamos mal a nuestros gobiernos. Les criticamos mucho, pero no luchamos para que las cosas cambien. Sólo salimos a la calle para solidarizarnos por alguna catástrofe o por el fútbol. Para el fútbol sí que no cuesta salir a la calle.

–¿Por qué saldría usted a la calle?
–Me interesa mucho la educación, que es la gran asignatura pendiente de nuestro país. No nos queremos dar cuenta de que es nuestro futuro. No se lee, no hay cultura... No sé, la verdad es que saldría por todo.

–¿Y por los empresarios?
–Por supuesto. El Gobierno presenta a la empresa como algo negativo cuando es la que levanta un país y la que crea puestos de trabajo.
 

SIGUENOS EN LA RAZÓN