jueves, 17 agosto 2017
05:28
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

Juntos por ley en el patio del colegio

  • El Congreso acuerda, a petición del PSOE y con la oposición del PP, prohibir los «juegos sexistas» en el recreo. Los padres califican la medida de «estupidez»

MADRID- «No hay más que ir a cualquier patio de colegio: las niñas juegan por un lado y los niños por otro. Ellas a veces se acercan a los juegos de los chicos, pero al revés, no». Este hecho resulta intolerable para el Partido Socialista, que se ha propuesto ponerle fin, según explicaba ayer  el diputado del PSOE José Alberto Cabañas. Y ya ha dado el primer paso: el martes, esta Comisión, a propuesta de su grupo, aprobó una proposición no de ley para prohibir los «juegos sexistas» en los recreos. El PP, único grupo que votó en contra, cree que se trata de un intento de «llevar sus posiciones ideológicas a la intimidad».

Entre otras medidas, se solicita que «en cualquier actividad lúdica desarrollada en los colegios se eliminen estereotipos que mantengan los roles machistas».


La comba para los chicos
No define, sin embargo, qué se entiende por «juegos sexistas», aunque el PP teme que se fiscalice a las niñas por llevar al recreo sus muñecas. Así lo señala la portavoz popular en la Comisión de Igualdad, Sandra Moneo. A su juicio, «es un paso más en el adoctrinamiento, primero fue Educación para la Ciudadanía y ahora se completa el círculo con los juegos». Cabañas, sin embargo, asegura que se trata de que «no se mire mal a un niño por jugar a la comba, que además es un juego de boxeadores», y señala que ya hay autonomías, como Andalucía, Asturias y Castilla y León, que tienen sus propios programas contra el sexismo de  patio escolar. Para Moneo, el problema es que «los niños juegan a lo que quieren, y el Gobierno no se resiste a intervenir».

Este hecho también es una «injerencia» en la labor de la familia. Lo cree el PP y las asociaciones de padres. Para el presidente de Concapa, Luis Carbonel, se trata de «una estupidez», y se pregunta «quién juzgará qué es sexista». Para la portavoz de Cofapa, Rosa Belda, el Ejecutivo, al menos, «debería contar con los padres para implantar medidas ajenas a la actividad académica».


La princesa diferente, no la bella durmiente
- La regulación de los juegos «sexistas» en los patios de colegios no es el primer intento del Partido Socialista en acotar las actividades infantiles. El extinto Ministerio de Igualdad firmó un convenio con la Federación de Enseñanza de UGT para eliminar de las lecturas infantiles cuentos tradicionales «sexistas» como «Blancanieves» o «La bella durmiente».
- En su lugar, proponían un nuevo cuento, titulado «La princesa diferente» que, con todos los elementos de corrección política incorporados, terminaba con la princesa llevando en moto al príncipe a China.

SIGUENOS EN LA RAZÓN