lunes, 01 mayo 2017
04:28
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

Gloria Serra: 4 tallas menos en 3 meses

  • La periodista ficha por Antena 3 y baja de la talla 46 a la 38 en tiempo récord. Esto, sin hacer concesiones a la flacidez. ¿El secreto a este cambio de imagen? Las proteínas

E l caso de la periodista  catalana es similar al que se produce en los «realities» televisivos de supervivencia. Seguimos a los concursantes en su día a día y únicamente somos conscientes de que se han quedado en los huesos el día de la gala final, cuando el presentador emite imágenes retrospectivas del programa.
 
Gloria Serra no se ha quedado en los huesos, ni mucho menos, pero su cercanía mediática había impedido al espectador ser consciente de su evolución real hasta que, de la noche a la mañana,  ha dejado de ser la «partenaire» de Jordi González en La Noria de Telecinco, rigurosa y agradable, para convertirse en una de las presentadoras más estupendas de la televisión: su nuevo fichaje para las tardes de Antena 3 da fe. ¿Dieta, cirugía plástica con reducción de estómago, balón intragástrico? Conjeturas hay muchas, pero la realidad tiene nombre y apellidos. La doctora Montse Folch, nutricionista del Institut Vila-Rovira de Barcelona (www.vilarovira.es), ha reconocido a LA RAZÓN ser la responsable directa del cambio. ¿El método? Una dieta mixta y equilibrada combinada con fases proteicas y que la periodista ha seguido a rajatabla durante tres meses. «Cada plan dietético se personaliza al 100 por cien y la clave está en aprender a hacer mantenimiento mientras se sigue una dieta completa y equilibrada, pero en el caso de Gloria se han buscado en ocasiones –y siempre al ritmo marcado por la periodista– empujones de pérdida de peso más rápidos recurriendo a los preparados de proteínas debidamente controlados». Las dietas proteinadas «preparadas», muy efectivas para perder peso en espacios cortos de tiempo, consisten en sustituir determinadas comidas del día por preparados hiperproteicos que se suelen presentar en sobres y que pueden simular platos, como el pollo al curry o la tortilla de patata. No deben seguirse más de un mes y deben ser vigiladas muy de cerca por los especialistas, ya que el paciente podría entrar en estado de cetosis.

La doctora Folch comenta que, en el caso de Gloria, «siempre se combinaron las proteínas con la ingesta de verduras a mediodía y por la noche». Y aunque suene tedioso, a la presentadora no se le hizo pesado en absoluto. Como señala la especialista, «ella es la paciente ideal, sabe que con la salud no se juega y, en vez de deprimirse, a medida que perdía peso iba mejorando su estado anímico y se motivaba más. Esto se apreciaba cita tras cita, y era fantástico comprobar cómo su forma de vestir se transformaba y pasaba de los pantalones holgados a la minifalda».

 Perder cuatro tallas a sus 45 años puede parecer imposible sin que el cuerpo se rinda a la flacidez, pero la firmeza de los brazos de la periodista dan buena prueba de que no lo es. Habrá quien piense que ha compaginado el plan dietético con una agenda repleta de tratamientos de estética, pero, según asegura la doctora, «que yo sepa, el único secreto está en la calidad de la piel de esta paciente –buenísima– y en su actividad deportiva. Siempre ha hecho mucho ejercicio, y eso se nota. Incluso en las fases de proteínas más duras, cuando por lo general no se recomienda el deporte, sé que ha seguido con su rutina. Además, no hay que olvidar que las proteínas preservan la firmeza de la piel y previenen la flacidez que se puede producir con otras dietas de adelgazamiento».


Saber cómo parar
¿La próxima cita? Dentro de tres semanas. Doctora y paciente se verán para planificar el resto de la estrategia. ¿Mantenimiento o nuevo chute de  falsa pasta al pesto en sobre?  Como explica Montse Folch, «Gloria tiene muy buena cabeza y sabrá cuándo parar, del mismo modo que decidió ponerse a dieta, a pesar de no tener complejos de ningún tipo, cuando consideró que quería adelgazar para verse mejor». Lo sabremos y lo veremos en directo la semana que viene, porque la periodista catalana y su nuevo espacio «3 D», de Antena 3, competirá con «Sálvame», el «magazine» de Jorge Javier Vázquez.

 La transformación de Gloria Serra no se ha limitado al perímetro corporal. Ha perfilado su  «look» demostrando que tiene muy buen gusto o que está muy bien asesorada.  Lorena Morlote, estilista y directora del salón de peluquería que lleva su nombre (www.lorenamorlote.es), disecciona al detalle su imagen para  LA RAZÓN. Describe a la periodista como una mujer «elegante, sutil y actual que sabe sacar el máximo partido a sus facciones». Prueba de ello es su nuevo corte de pelo, más descargado en los laterales con capas muy equilibradas, y con un flequillo ladeado y desfilado que, como explica la experta, «estiliza y alarga las facciones y marca los pómulos». También ha cambiado el rubio dorado por otro más ceniza.

En cuanto al maquillaje, la estilista destaca las facciones «rellenitas» de la presentadora (labio grueso, pómulos marcados, ojos grandes…) y su habilidad a la hora de  camuflarlos «ligeramente y muy naturales, marcando sólo el pómulo con un colorete dos tonos por encima del color de base». Las cejas, bien diseñadas y arqueadas en ángulo, enmarcan su mirada, «la forma perfecta para combinar con unos ojos redondos», recuerda Morlote.


Con el baile, 23 kilos fuera
Miguel Ángel Ródríguez «El Sevilla»  no se ha sometido a la   de la alcachofa. Pero sí a sesiones maratonianas de danza  desde que en febrero debutara como concursante de «Más que baile», en Telecinco. Lo confesó en la gala del pasado miércoles. «Antes de que me lo pregunten,  diré que ya he perdido 23 kilos», aseguró el vocalista de Los Mojinos Escocíos, tras bailar un merengue.  «Me gusta que me valoren las muchísimas horas que me estoy metiendo para el cuerpo bailando», asegura.

SIGUENOS EN LA RAZÓN