lunes, 03 agosto 2015
08:32
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

    $tex_h1

Tenemos confianza por Laurence Sailliet

Solamente podemos alegrarnos de la fuerte participación, pues significa que los franceses han entendido la importancia de esta primera vuelta. Francia se encuentra frente a su destino. Los resultados del domingo muestran una inquietud latente en la sociedad francesa que se ha traducido en un voto hacia los extremos. Desde la UMP hemos tomado nota de este voto y sabremos tener en cuenta esta inquietud.

Una nueva etapa comienza ahora, personalidad contra personalidad, programa contra programa. En los próximos quince días, los franceses elegirán a su presidente de la República. No es una elección común: es el futuro de todo un país. Frente a las crisis actuales y futuras, Nicolas Sarkozy sabrá tomar las decisiones necesarias. Hasta ahora, el programa de François Hollande  se ha caracterizado por la indecisión. La reducción de la deuda del Estado es una prioridad absoluta para nuestro país. Sarkozy tiene la experiencia y la valentía indispensables para tomar las medidas de calado que nos permitan preservar nuestro modelo social. Debemos preocuparnos por el dominio de nuestras fronteras, de los flujos migratorios y de nuestra política de asimilación.

Debemos reafirmar nuestros principios republicanos. La laicidad y el vínculo indefectible entre la nacionalidad y el derecho de voto. Es lo que propone el presidente francés. La seguridad, el empleo, la ayuda al desarrollo de las pymes, todas éstas problemáticas estarán en el núcleo del debate. Nuestras propuestas sabrán responder a los desafíos.

Los franceses en el extranjero han puesto a Sarkozy por delante en esta elección. Han valorado su compromiso de hace cinco años: las once sillas que les representan en la Asamblea Nacional a las que se opusieron los socialistas, así como a la creación de una Secretaría de Estado y a las ayudas a la escolaridad. En nuestra circunscripción, integrada por España, Portugal, Mónaco, y Andorra, Nicolas Sarkozy sobrepasó el 39% de los sufragios, lo que permite mejorar su resultado de las elecciones de 2007.

Quiero agradecer a mis compatriotas que han entendido nuestro mensaje de una Francia fuerte  que asegure nuestro futuro. También querría recordarles a todos ellos que será gracias a nuestro encuentro, más allá de las divisiones tradicionales, que podremos construir juntos un futuro compartido. Tenemos confianza en el día 6, porque los franceses sabrán reconocer la diferencia.

 

Laurence Sailliet
Candidata de la UMP en las legislativas

SIGUENOS EN LA RAZÓN