sábado, 24 junio 2017
12:47
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

Pintadas contra los judíos en el Congreso de Antisemitismo

  • «El tema de Israel se usa como excusa», dicen los expertos

Madrid - «En ocasiones, Israel y el conflicto en Oriente Próximo se utilizan como excusa para ataques hacia los judíos». Esa es una de las principales conclusiones del IV Seminario Internacional sobre Antisemitismo, organizado por la Federación de Comunidades Judías de España (FCJE), que ayer se clausuró en la sede de la Fundación Bamca Cívica en Madrid. Como triste ilustración  del fenómeno, alguien pintó en la entrada de los locales dos estrellas de David tachadas y las frases «Palestina es libre» y «Sionismo es terrorismo». Las pintadas fueron borradas rápidamente, y el incidente no impidió la normal celebración del encuentro, pero daban luz a lo que Alejandro Baer, coordinador del encuentro, presentó como «el nuevo antisemitismo», que se resume, según el  seminario, en la frase «no soy antisemita, soy antiisraelí». La FCJE afirmó que «estos incidentes, junto con la intención de erradicar prejuicios y estereotipos antisemitas aún presentes en la sociedad, explican la necesidad de celebrar este tipo de jornadas orientadas a profundizar en un problema muchas veces negado en nuestro país». A los congresistas les preocupa también que en internet «proliferan las páginas, blogs y comentarios de contenido racista, xenófobo, antisemita y nazi». En los tribunales, «ha habido avances jurídicos» pero también sentencias decepcionantes. La comunidad judía pide que se reconozca la existencia de este problema, ya que negarlo, asegura, «impide su prevención». «La educación es básica para neutralizar los prejucios», insiste.


«Prejuicio arraigado en el inconsciente»
En sus conclusiones, el Seminario afirma que «sí existe prejuicio antijudío en España y se encuentra profundamente arraigado en el inconsciente colectivo. Se manifiesta a través de los medios de comunicación en forma de expresiones populares a las que no se da mucha importancia pero que dejan su poso».

SIGUENOS EN LA RAZÓN