domingo, 01 marzo 2015
19:15
Actualizado a las 
Ofrecido por:
MOSTRAR STICKY MOSTRAR NORMAL
  • 1

    historico

historico

Al completo en vísperas del matrimonio PSOE-IU

  • 1

Sevilla-Como es habitual en estas ocasiones, en la tribuna de invitados se colgó el «no hay billetes». Del ámbito económico, estaban el presidente de la CEA, Santiago Herrero, y los secretarios generales de CC OO-A, UGT-A y COAG-A, Francisco Carbonero,  Manuel Pastrana y Miguel López; el Defensor del Pueblo, José Chamizo; el presidente de la Cámara de Cuentas, Antonio López; un ejército de ex cargos socialistas como Alfredo Sánchez Monteseirín, Concepción Gutiérrez, Ramón Díaz Alcaraz o Gaspar Zarrías siguieron el discurso de Griñán. También acudieron la delegada de la Junta en Sevilla, Carmen Tovar, que hubiera estado sentada en la bancada parlamentaria de no haber sido descabalgada en el último minuto por las peleas internas en el PSOE sevillano; el ex presidente de la Junta José Rodríguez de la Borbolla, al que le pudo el sueño en algunos momentos; o la recién dimitida secretaria general del PA, Pilar González.

En vísperas del matrimonio PSOE-IU, el público acudió endomingado. Unos a dejarse ver y otros por exigencia del guión. Se dejaron ver juntos y juntos se sentaron el ex consejero de la Presidencia, Gaspar Zarrías, y el que fuera consejero de Empleo José Antonio Viera. Sin complejos se saludaron con un sonoro abrazo. En estos tiempos en los que son pocos los que se dan abrazos con Viera, después de que la Guardia Civil haya destacado su papel clave en los ERE. Ramón Díaz Alcaraz, también en la diana de la juez, siguió la intevención de Griñán de pie en uno de los accesos de la Cámara. En el último aplauso a Griñán, se marchó expeditivamente Zarrías, sonriente y sin bigote.
 

Síguenos en