MENÚ
lunes 16 octubre 2017
16:26
Actualizado
El Tiempo
  • 1

Grecia, la banca, el déficit y los mercados someten a presión a la deuda soberana

Semana de infarto para el riesgo país

Jesús María Alonso. 

Tiempo de lectura 2 min.

20 de mayo de 2012. 01:53h

Comentada

MADRID - Con la amenaza de la eventual salida de Grecia del euro de fondo, la semana económica que termina ha sido para España un camino de espinas, con la prima de riesgo en niveles de récord, la bolsa en caída libre, la banca más exigida que nunca y el déficit autonómico amenazando seriamente el cumplimiento del objetivo del Estado para este año.
El debate sobre Grecia se ha centrado en su permanencia en la zona del euro, tras ser incapaces los partidos más votados en los recientes comicios de lograr un acuerdo para un gobierno de coalición que saque al país de su atolladero económico y con ello garantizar el cumplimiento heleno de los acuerdos para el rescate y calmar los mercados europeos y mundiales.

Con este foco de inestabilidad alterando los mercados, la prima de riesgo de España ha pagado esta incertidumbre. El jueves, la prima cerró en máximos, a 490 puntos básicos, después de traspasar en varias ocasiones la barrera psicológica de los 500. El viernes, la prima se relajó hasta los 484 puntos.

El déficit ha sido otro quebradero de cabeza. El Ejecutivo se ha visto obligado a revisar cuatro décimas al alza el déficit público de 2011, del 8,5 % al 8,9 % del PIB, por desvíos superiores a los inicialmente anunciados en cuatro autonomías, si bien mantiene la previsión de reducirlo este año hasta el 5,3 %.

Otro escollo han sido los nuevos requerimientos a la banca para sanear sus activos del «ladrillo». La banca reconoce que necesita 22.000 millones de euros para cumplir con las nuevas provisiones en su cartera inmobiliaria, mientras que el Gobierno estima que son 30.000 millones, según avanzó el 11 de mayo al anunciar su segunda reforma financiera en apenas tres meses.

Los ministros de Finanzas de la eurozona respaldaron la reforma, pero han instado al Gobierno a acelerar la auditoría externa de la cartera crediticia y a crear un cortafuegos en forma de ayudas creíbles. Y para lograr esa credibilidad, el Ejecutivo ha pedido al Banco Central Europeo que valore independientemente en dos meses a la banca española, con el fin de disipar las dudas sobre los balances de las entidades. El ministro de Economía, Luis de Guindos, aclaró que nadie ha pedido ayuda al fondo de rescate europeo para recapitalizar los bancos, duda que sacudió a las entidades españolas en bolsa esta semana y que lastró al parqué de Madrid, que perdió un 6,13 %, con Bankia como protagonista en los números rojos. Las acciones Bankia, no obstante, se recuperaron el viernes al subir más del 23%, tras caer el jueves casi un 30%, mientras sectores políticos y sociales exigían al Gobierno que explique ante el Congreso la crisis que ha provocado la nacionalización del grupo, en medio de llamadas a la calma a los ahorradores por parte del Ejecutivo y de la propia entidad.
 

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs