MENÚ
lunes 18 noviembre 2019
18:53
Actualizado

La polémica agrieta la Sagrada Familia

El Congreso votará el martes la paralización de las obras del AVE en Barcelona, mientras el PP acusa a Blanco de blandir como definitivo un informe provisional y no firmado de la Unesco que indica que no hay peligro para el monumento.

  • La Sagrada Familia es el monumento más conocido de la Ciudad Condal, una cita ineludible para  los turistas
    La Sagrada Familia es el monumento más conocido de la Ciudad Condal, una cita ineludible para los turistas

Tiempo de lectura 8 min.

19 de junio de 2010. 21:44h

Comentada
19/6/2010

Desde  el pasado 29 de marzo una tuneladora de última generación avanza por el subsuelo barcelonés a razón de diez metros diarios. Tiene como misión cubrir 1.860 metros de túnel subterráneo que cubrirán sólo una parte de los 5,6 km que separan las estaciones de AVE de Sants –núcleo central de las comunicaciones barcelonesas– de la nueva de La Sagrera, el resto se realizará mediante el método de falso túnel.

Si ni la Audiencia Nacional ni el Parlamento lo impiden, antes de agosto, el rodillo gigante acariciará los cimientos de la Sagrada Familia. Así lo teme el PP, que la pasada semana interpeló al ministro de Fomento, José Blanco, en el Congreso sobre el peligro que corre el monumento más fotografiado de la Ciudad Condal.


Éste respondió con un informe de técnicos, según anunció pertenecientes a la Unesco, enviado a la ex ministra socialista María Jesús Sansegundo, ahora embajadora española ante este organismo internacional. En esta documentación se afirmaba que las posibilidades de que la Sagrada Familia se resienta con las obras «son despreciables y no causarían daño alguno».


Los populares señalan que tal informe, al que ha tenido acceso LA RAZÓN, no está ni siquiera firmado, y tampco es reciente, pues se basa en las observaciones realizadas por los expertos desde el 7 al 10 del pasado febrero. Esas mismas fechas corresponden a otro informe oficial, éste sí, firmado por  un experto geotécnico y un experto estructural del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos), como también ha podido confirmar este diario.


En ese documento, por el contrario, se indicaba que «la solución preferente consistiría en modificar el trazado del túnel del AVE, reconduciéndolo por una zona cuyo impacto sobre las obras Patrimonio Mundial de Antoni Gaudí fuera nulo». «Blanco dijo que se trataba del informe definitivo, lo que es absolutamente falso. La Unesco no se pronunciará hasta el próximo 25 de julio en Brasilia», asegura el popular Jorge Fernández. El arquitecto jefe de la Sagrada Familia, Jordi Bonet, tampoco da por definitivo el informe que utilizó Blanco esta semana.

Estudio estructural
Bonet aseguró ayer a LA RAZÓN que esta misma semana ha mantenido varias conversaciones telefónicas con responsables de la Unesco, que verificaron que el documento es aún provisional. Así se lo hizo saber uno de los firmantes del informe técnico, el profesor Jäger, que le telefoneó desde Finlandia. Bonet también tuvo una conversación con Mechtild Rossler, directora de Patrimonio para Europa de la Unesco, quien afirmó que no hay una decisión tomada por el organismo sobre si hay riesgo o no sobre la obra de Gaudí.


El pronunciamiento definitivo del organismo dependiente de la ONU se producirá a finales de  julio en Brasil. De hecho, el propio Jäger señalaba en el informe de febrero que hasta entonces «no existe ningún estudio estructural transparente y constatable» sobre aspectos tan relevantes como las cargas de la Sagrada Familia, y solicitaba un estudio estructural antes de empezar el túnel. El propio Bonet firmó, junto a otros cuatro expertos, un informe relativo al control de las grietas estructurales del edificio, con vistas a comprobar su comportamiento cuan do la tuneladora pase cerca de la fachada de la Gloria,  que requerirá un proceso de tres meses para que resulte fiable.

La Audiencia Nacional

Lo que avala la tesis de que la decisión de la Unesco aún no ha sido tomada. Para el PP, con este informe, sin firmar, que presentó Blanco, el ministro ha tratado de influir, además de en la opinión pública, también a la Audiencia Nacional, que estudia un recurso contra las obras, y, que, de no pronunciarse ya, la sentencia podría llegar cuando sea demasiado tarde. Por todos estos motivos el PP pedirá el martes en el Congreso que las obras se paralicen. Creen que podrían tener el apoyo de CiU, PNV, BNG, Coalición Canaria, UPyD y ERC.


Mariano Rajoy aprovechó su visita a Barcelona para enarbolar la bandera en defensa de la obra de Gaudí, la Sagrada Familia y la Pedrera, que, según el PP, corren peligro por culpa de las obras del AVE. A un mes de que la tuneladora «Barcino» llegue a la altura del templo gaudiniano, Rajoy avisó de que la próxima semana «el PP peleará por la Sagrada Familia» en el Congreso. El presidente de los populares confía en que «la razón se imponga entre los diputados» y que «el Gobierno rectifique».

No sólo el PP está empeñado en evitar que el AVE pase a apenas unos metros del mítico monumento de Gaudí. Este diario ha tenido acceso a un carta enviada a Blanco en octubre de 2009 en la que Joan Bassegoda Nonell, arquitecto desde 1963 y miembro fundador por España de Icomos, explicaba al ministro que  «el trazado se proyecta a lo largo de la calle Mallorca cuya anchura es de 20 metros, cuando pudo haberse proyectado por la calle Aragón cuyo ancho es de 30 y no afectaría al templo en cuestión, o bien por el litoral o a través del Vallès, soluciones estas, más económicas que ahorrarían además la costosa valla de protección de los cimientos del templo y los evidentes riesgos derivados de la excavación». Blanco no sólo no hizo caso, sino que alienta la buena marcha de las excavaciones.


El próximo lunes asisitirá, junto al presidente de la Generalitat, José Montilla, a la puesta de la primera piedra de los accesos de la estación de La Sagrera. Expertos consultados por el PP aseguran que la modificación del trazado del AVE por el litoral no implicaría una demora de las obras mucho mayor de seis meses y un coste de unos diez millones de euros, apenas un 3 por ciento del total, presupuestado en 243 millones, pero que alcanzará en la práctica el doble.



DOS VERSIONES NADA COINCIDENTES

1) El informe de la Unesco
-Está firmado por los doctores Katzenbach y Jäger pertenecientes al Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos), basado en observaciones realizadas del 7 al 10 de febrero de 2010.
-Indican que «la solución preferente es modificar el trazado del túnel del AVE, reconduciéndolo por una zona cuyo impacto sobre las obras de Gaudí sea nulo.
-Recomiendan un estudio estructural independiente antes de empezar las obras.

2) El informe de Blanco

-No está firmado, aunque se asegura que es definitivo. Está enviado a la ex ministra socialista María Jesús Sansegundo, ahora embajadora ante la Unesco, el 7 de junio, aunque se realizó durante el pasado mes de febrero.
-El texto subraya que «como conclusión del análisis de asentamientos efectuado por todos los consultores involucrados, puede afirmarse que los asentamientos previstos para la parte protegida de la Sagrada Familia son despreciables y no causarían daño alguno».



Los peligros de excavar bajo La Pedrera
La Casa Milà, también conocida como La Pedrera, es el último edificio profano diseñado por Gaudí, y es otro de los puntos obligados para los turistas. Se encuentra situado en el cruce entre el Paseo de Gracia y la calle Provença, por debajo de las cuales también pasará el mencionado túnel del Ave. No faltan en este caso tampoco señales de alarma. Por ejemplo, a petición de la Junta Permanente de Defensa del Patrimonio de Cataluña, el catedrático Joan Bassegoda explicó que durante una entrevista de 1970 con José Bayó, contratista de La Pedrera, le explicó que «los cimientos no se hicieron mediante pozos o puentes invertidos, sino que únicamente se hizo el oportuno desmonte», indica en un informe reciente. El tiempo ha demostrado que tan elemental sistema de cimentación era suficiente, «dado que la arcilla roja  compacta puede soportar perfectamente una sobrecarga de 5kg/cm 2». Sin embargo, el experto denuncia que «el problema reside en un supuesto vaciado por debajo del estrato de arcilla roja, hecho que descalzaría los cimientos con el consiguiente riesgo de asientos diferenciales, sumamente peligroso, que podrían producirse  al excavar el túnel para el AVE».

 

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs