lunes, 01 mayo 2017
04:28
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

José Miguel Contreras: «No es cierto que el público quiera basura»


  •  

- La Sexta cumple ahora sus primeros cinco años de vida. ¿Cómo resumiría este periodo?
- La historia de La Sexta ha coincidido con un momento de cambio en todos los ámbitos. No sólo los provocados por la crisis económica, también la crisis de los medios, las decenas de canales que existen en estos momentos, las novedades tecnológicas… Hasta el comportamiento de los espectadores es diferente.

- ¿Qué programas citaría como imprescindibles para el despegue de la cadena? ¿y los más emblemáticos?
- Sin duda, los eventos deportivos han marcado nuestra historia. Pero, aparte de eso, en el área de los programas de entretenimiento «Sé lo que hicisteis», «Buenafuente» y «El Intermedio» marcarán historia igualmente. Por otra parte, no hay que olvidar la apuesta que hizo La Sexta de colocar mujeres periodistas en el papel principal de presentar informativos. Fue una apuesta revolucionaria y marcó el arranque de la cadena.

-¿Cómo será La Sexta del futuro, la de la madurez?
-La veo creciendo. Hemos invertido 650 millones de euros y el proyecto es rentable. El objetivo para dentro de cinco años es acabar compitiendo con Antena 3 y Telecinco por ser líderes de la privada.

-Pero ¿cuáles son sus objetivos concretos a corto plazo?
-Hasta ahora la cadena ha estado condicionada por lo caro que es arrancar en este negocio y existen ausencias. Por ejemplo, faltan series de producción española, que es lo primero que vamos a hacer ahora, con «Buena gente», que será un paso estratégico clave para el futuro. Por otra parte, nuestros programas estrella, como «Sé lo que hicisteis», necesitan una renovación total. Se trata de gente muy creativa y les hemos pedido que se reinventen. Hay que transformar una cadena adolescente y divertida en una cadena madura capaz de competir con Antena 3 y Telecinco.

- ¿Nos hace un análisis del momento que vive la televisión en España y los cambios que prevé en breve?
- Está en plena revolución. Por un lado, la tecnología está en un proceso de cambio que afecta a la tele, por la convergencia con los ordenadores, los móviles, las tabletas… Por otra parte, es clave que se produzca una reforma de redefinición de la televisión pública en lo que a contenidos se refiere. Por último, en el ámbito de las privadas falta por desarrollar el modelo de la televisión de pago. Para crecer, hace falta dinero y éste no vendrá de la publicidad, que ha alcanzado ya un techo. Ésta es la polémica que está sobre la mesa actualmente respecto al fútbol.

- Dígame, los gestores de las televisiones ¿saben lo que quiere el espectador?
-  Es fácil saber lo que quería anoche; eso se lo puedo decir con exactitud. No obstante, se puede decir que la gente tiene hábitos frente al televisor y sólo rompe su rutina si se le ofrece algo nuevo. Ahora bien, no todo lo nuevo funciona.

- ¿Se puede hacer televisión de calidad y que, además, sea un éxito?
- Es un problema de la apuesta que hace cada grupo. Hay canales a los que les da igual la búsqueda de la calidad y se quedan sólo con el éxito. Da la sensación de que en el sector hay gente sin escrúpulos que busca el éxito sin importarle las consecuencias sociales. A mí me molesta y ofende la cantidad de contenidos tóxicos que contaminan nuestro país. No es verdad que el público quiera basura; quiere calidad, aunque preste atención a la basura alguna vez. Hay alguna empresa a la que no le preocupa que España mejore; ésa es la batalla que se dirime ahora mismo en nuestro país.


Perfil: Convencido del éxito
Parece disfrutar atendiendo a la Prensa, sin reprimir esa sonrisa seductora. Era el quinto cumpleaños de La Sexta y ejerció como anfitrión perfecto. «Yo comencé de plumilla, como vosotros, por vocación, y ya veis… de ahí se pasa a consejero delegado», bromeaba. Se le ve pletórico, convencido de un futuro de éxito: «Saldremos a Bolsa, y será pronto». E insiste en que buena parte del éxito se debe a que «éste es un proyecto peculiar: somos un grupo de profesionales que hemos dedicado toda nuestra vida profesional a la televisión y nuestra actividad aquí supera el simple desempeño de un trabajo».

SIGUENOS EN LA RAZÓN