viernes, 24 marzo 2017
10:34
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

Kant en un anuncio de refrescos

  • El profesor Michael J. Sandel ha batido récords de alumnos matriculados en Harvard. Ahora lleva la filosofía a la lista de los más vendidos con «Justicia», un manual repleto de aplicaciones para el día a día

Filósofos somos todos, lo queramos o no. Cuando discutimos si el sueldo de Cristiano Ronaldo es justo echamos manos de los argumentos de John Rawls, aún sin haberlo leído; al opinar sobre las relaciones sexuales informales palpita Kant; si nos quejamos por los muchos impuestos que pagamos nos convertimos en discípulos de Nozick. No es que Michael J. Sandel quiera popularizar la filosofía, es que está convencido de que cada día, en la vida personal y profesional nos enfrentamos a varios dilemas  que ocuparon durante años a los grandes filósofos. He aquí algunos sobre los que Sandel arroja luz.

- Platón en pantuflas
«La filosofía debe ser práctica por dos razones. Primero, debe conectar con el mundo y configurar un marco de pensamiento para enfrentarse a los dilemas tanto políticos como personales. En segundo lugar, porque creo que sólo a través del uso de empleos prácticos y de dilemas reales es posible pensar en las grandes cuestiones filosóficas. Necesitamos la filosofía para vivir bien la vida», argumenta.

- El «profe» preferido
Será por todo esto que se convirtió en el profesor de Harvard con el récord de alumnos matriculados en una asignatura de toda la historia de la universidad. «En parte se debe a ese motivo, pero una vez que asisten a mis clases y encuentran estos ejemplos, a menudo entretenidos, y ven que están relacionadas con las grandes teorías filosóficas, empiezan a darse cuenta de que los dilemas que tienen en sus vidas plantean grandes cuestiones filosóficas que deben resolver ellos mismos», prosigue.  Ahora, todas aquellas reflexiones que transmitió a sus pupilos se desarrollan en su libro «Justicia», que Debate publica en España.

- Justicia
Según su teoría la Justicia se aborda desde tres dimensiones: el bienestar social, la libertad individual y la virtud. ¿Qué elemento de los tres domina en nuestros días? «El utilitarismo, sin duda, en la medida en que a nuestros gobernantes, sobre todo, les preocupa el PIB, por consiguiente hemos de asumir que el objetivo de la política es medir el bienestar en función de este índice. De ahí el desencanto  con la vida política. La gente quiere que se gobierne sobre cosas que vayan más allá de los fríos cálculos numéricos».

- El mercado
Por qué en un libro que se titula «Justicia» se alude tantas veces al término «mercado»: «En nuestro tiempo mucha gente, incluso sin darse cuenta, identifica los resultados del mercado con la justicia. Quiero recordarles que estos pueden o no ser justos. Es una respuesta al pensamiento de mercado que existe en estos días».

- Estados Unidos
«Los estadounidenses son más duros con el fracaso que con la codicia» es una de las frases más redondas del libro. Él lo justifica así: «Escribí este ensayo para poner en tela de juicio algunos de los principios que prevalecen en la sociedad norteamericana. Quizá esto en concreto sea una tendencia de Estados Unidos, aunque la mayor parte de dilemas que presento en este libro suponen un desafío para todos los ciudadanos del mundo occidental».

- Las revueltas árabes
«Estamos presenciando un momento histórico en el mundo árabe que podría tener consecuencias no sólo para esa zona, sino para la concepción que tenemos de la política en Occidente: el activismo ciudadano puede hacer que cambie el mundo. Esto es algo que hemos olvidado los que vivimos en democracia».

- Ley antidescargas
Si la cuestión va de asuntos prácticos  y de conflictos de derechos, qué opina el profesor Sandel del debate contra las descargas ilícitas que vive en estos meses Europa: «Los valores que están en juego son el derecho de todo individuo de beneficiarse de lo que ha creado y el del bien común, es decir, de disfrutarse de las actividades creativas. Hay que encontrar un equilibrio entre ambas. Para ello hay que proporcionar a los creadores un tiempo limitado para disfrutar del monopolio de su creación», comenta.

- Atracción por el pensamiento contrario
Además de explicar las diferentes teorías filosóficas que abordan la idea de Justicia explica la interrelación que existe entre ambas, por ejemplo,  «el persistente atractivo que poseen las teorías libertarias para quienes son defensores del estado del bienestar»: «Los desacuerdos morales no se dan entre los distintos individuos, sino que están dentro de nosotros mismos. Nos atraen puntos de vista con los que estamos en desacuerdo», concluye.


El detalle
DE MICHAEL JORDAN A PHILLIP MORRIS

Sprite puso en marcha la campaña «Obedece a tu sed», lo que en sus clases ha sido relacionado con el concepto de libertad de Kant. No fue el único: para explicar la Teoría de la Justicia del filósofo norteamericano John Rawls recurrió a la polémica generada por el astronómico sueldo de Michael Jordan en su día. Como ejemplo de utilitarismo le sirve tanto la lucha de gladiadores en Roma o una campaña de  Phillip Morris en Chequia. La tabaquera no sólo admitió que fumar mataba, sino que el coste para la seguridad social checa de los que morían de cáncer era menor que los que vivían por muchos años.

SIGUENOS EN LA RAZÓN