martes, 25 abril 2017
00:49
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

Santiago González: «Zapatero es maestro en pompas de jabón»

  • Con firma propia:
    Profesión:
    periodista. Nació: en 1950, en Burgos. Por qué está aquí: porque presenta hoy su libro «Lágrimas socialdemócratas», (La Esfera de los Libros).

     

–«Lágrimas socialdemócratas». ¿Son lágrimas de cocodrilo?
–No. Son perlas cultivadas: tienen artificio y, a la vez, son naturales. No hay llanto más natural que el llanto por uno mismo.

–¿Qué le ha hecho llorar del zapaterismo?
–Me dolió la ruptura del espíritu de la Transición, que volviera a abrir la franja de las dos Españas de Machado.

–¿Y qué le ha hecho reír?
–Es humor negro: cuando le pregunta a su madre agonizante si cree que llegará a presidente del Gobierno y ésta le dice que sí. Cree Zapatero que esta anécdota da una buena imagen de sí mismo.

–Subtítulo: «El desparrame sentimental del zapaterismo». ¿Una telenovela?
–El desparrame, en este caso, es exhibir buenos sentimientos en lugar de ejercer la responsabilidad de gobernar.

–El desparrame afectó a muchos...
–Sí, a escritores, a actores, a sindicatos... Ah, los sindicatos, tan impasibles durante tanto tiempo, tan callados mientras crecía el paro.

–Diríase que Zapatero ha tenido muchos más fans que analistas...
–Sí. Consiguió que muchos suspendieran su sentido crítico.

–¿Lo recuperarán?
–Sí, en cuanto gane el PP.

–¿Quiénes diría que fueron sus más fervorosos admiradores?
–Leire Pajín (aquello del encuentro planetario), Suso de Toro, Blanco...

–Tanto entusiasmo en su entorno debió hacerle creer que era Cicerón.
–Él ya creía que era Cicerón y convenció a los demás de que lo era. En su favor hay que decir que es simpático, que sonríe muy bien y que es de los presidentes que mejor han encajado las críticas.

–En el fondo, ¿en qué cree Zapatero ?
–En él mismo.

–¿Cuál de sus frases le define mejor?
–Aquella que él dice que le dijo un pastor cuando le contó que estudiaba Derecho: «Sólo las cosas que se aprenden sin estudiar no se olvidan».

–¿La más graciosa?
–Sobre la paz en el País Vasco: «Llegará a buen puerto por el pueblo vasco y porque yo le dedico todos los días un buen rato a este tema».

–¿Cuál pasará a la historia?
–Ninguna. La oratoria de Zapatero es una insoportable levedad, que diría Milan Kundera. Es maestro en pompas de jabón.

–Lo malo es que luego llegan las pompas fúnebres...

 

 

 

SIGUENOS EN LA RAZÓN