martes, 27 junio 2017
09:16
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

Sortu busca el aval del TC con el precedente de Bildu

  • La defensa de Sortu presentó ayer en el Tribunal Constitucional el recurso de amparo contra la decisión del Tribunal Supremo de denegarle su inscripción en el Registro de Partidos Políticos.

En el recurso, de 174 folios, se utilizan argumentos centrales de la sentencia que permitirá a Bildu estar en las elecciones del domingo y del voto particular de seis magistrados del Supremo discrepantes con la decisión de ese órgano judicial, tal como ya adelantó LA RAZÓN el pasado lunes. Sortu considera que el Supremo vulneró su derecho constitucional de asociación en relación con la libertad de creación de partidos políticos.
En este sentido, alude a la sentencia del TC sobre Bildu en lo que se refiere a la «improcedencia de la ilegalización preventiva», ya que ésta, se cita literalmente la resolución aprobada por seis magistrados del Alto Tribunal llega incluso a poner «en riesgo el propio Estado constitucional».
A lo largo del recurso, Sortu se esfuerza en intentar demostrar su alejamiento de los partidos ilegalizados y del rechazo a la violencia etarra. De esta forma, se enfatiza en que se trata de un modelo de organización política en el que se establece una «estructura que rompe con el modelo asambleario y territorial que daba forma a los partidos ilegalizados Batasuna y Herri Batasuna».
Esa decisión de ruptura orgánica y funcional «con ETA y Batasuna», se añade al respecto, evidencia «una voluntad auténtica» que no puede ser desatendida «mediante la catalogación de paradójica», como la tildó el Supremo.
De esta forma, Sortu concluye que no hay ningún motivo  legal que impida constituirse en un partido legal, y que, además, con la nueva reforma electoral «el riesgo para el sistema democrático español» es prácticamente nulo.


«Gregorio no pudo estar. Bildu sí»
La viuda de Gregorio Ordóñez, Ana Iribar, criticó  duramente que el TC haya adoptado la «imperdonable» decisión de permitir a Bildu presentarse a las próximas elecciones mientras su marido, candidato del PP a la alcaldía de San Sebastián, no podrá concurrir más a unos comicios. Así lo aseguró Iribar tras la sesión del juicio que se sigue en la Audiencia Nacional contra el etarra Juan Ramón Carasatorre Aldaz por su presunta participación en el asesinato de Ordóñez en 1995. «Para satisfacción de ETA, que mataba a sus adversario políticos, los terroristas ocuparán los ayuntamientos y lo harán por la puerta grande, con el aval del TC y con el aplauso de algunos que se llaman demócratas», lamentó.

SIGUENOS EN LA RAZÓN