MENÚ
viernes 19 enero 2018
02:37
Actualizado
Consulta el Tiempo
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

El Poliorama acoge un montaje que han visto 1,5 millones de personas

El nuevo circo abandona la arena por el agua y la bañera en «Soap The Show»

Carlos Sala. 

Tiempo de lectura 4 min.

02 de mayo de 2012. 23:58h

Comentada
Carlos Sala.  3/5/2012

BARCELONA-El circo siempre encuentra maneras de reinventarse y la última sensación, que ha inundado los teatros de medio mundo, es el llamado nuevo circo, aquel que se produce a escasos metros del público, en pequeñas salas, y consigue un efecto íntimo y emocional capaz de hacer creer al espectador que es parte vital del montaje. Uno de los ejemplos más claros de este nuevo movimiento es el espectáculo «Soap The Show», una mezcla de teatro, cabaret, danza y música que ha electrizado a más de 1,5 millones de personas y que ahora aterriza en Barcelona.

Humor y música
El Teatre Poliorama acoge hasta el 26 de mayo este montaje que tiene como protagonista absoluto a las bañeras y todo lo que puede ocurrir en el interior de un lavabo. A través de quince números, que incluyen acróbatas, contorsionistas, malabaristas, actores, payasos, incluso una cantante de ópera, nos adentramos en el espacio íntimo por excelencia, para vivir una historia de amor a través de números circenses. «El lavabo es un lugar donde las personas perdemos las inhibiciones y nos atrevemos a hacer cosas que no haríamos en ningún otro lugar, como cantar», señaló ayer Gregg Parks, productor artístico del espectáculo.

La escenografía es simple, un espacio oscuro donde se reparten media docena de bañeras, donde suceden los diferentes números, con un protagonista invitado, el agua. Ocho artistas nos demuestran lo mucho que se puede hacer en un lavabo con un poco de imaginación, de una especie de ballet mágico con toallas a números aéreos con ex trapecistas del Cirque du Soleil. Destaca la presencia de una soprano, que en Barcelona interpretará un repertorio totalmente nuevo. «Queremos que el público que venga a vernos sienta el espectáculo como suyo y en cada ciudad a la que vamos, variamos las canciones que canta la soprano para asegurarnos que toquen la fibra al público local», dijo Parks.

Aparte de los números de la soprano, la música de las coreografías incluye a Mozart, los Beatles o Mika. También destacan los toques de humor, utilizando objetos cotidianos que todos utilizamos en el lavabo y dándoles una vuelta de tuerca.

Admirados por El Tricicle
Los responsables de que el espectáculo se pueda ver en Barcelona son los miembros de El Tricicle, que se enamoraron del montaje nada más verlo y quisieron contratarlo de inmediato . «Si tuviésemos 25 años menos y las condiciones necesarias, éste sería el tipo de espectáculo que haríamos. Nosotros también hemos cogido un elemento cotidiano como la bañera y hemos hecho un montaje a su alrededor», señaló Carles Sans, quien destacó la mezcla de espectacularidad y emoción del montaje.

Los números, aunque funcionan por separado, mantienen una pequeña línea dramática, la historia de una chica y todo aquello que le pasa por la cabeza. Otro de los atractivos del espectáculo es su sensualidad elegante, con los cuerpos en bañador siempre cubiertos con agua. «Todo es muy familiar y con buen gusto. Yo lo comparo a un día en la playa, en la que ves a la gente guapa, bronceada, con el pelo mojado, y resulta sexy», dijo Parks.
 

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs