MENÚ
domingo 10 noviembre 2019
13:44
Actualizado

La Cámara matiza que el párking de autoridades será también para empleados

Mobiliario comprado hace dos años por el Congreso está abandonado en sótanos

  • El PP avisa de que vigilará hasta el último euro del gasto del Congreso
    El PP avisa de que vigilará hasta el último euro del gasto del Congreso

Tiempo de lectura 4 min.

12 de diciembre de 2008. 00:13h

Comentada
12/12/2008

MADRID- Sigue la polémica en el Congreso. La Mesa dijo sí, por unanimidad, al convenio por el que la Cámara tendrá que desembolsar ocho millones de euros para construir un aparcamiento bajo rasante para autoridades (a razón de 40.000 euros por cada una de las plazas previstas, y ahora hay algunos que se preguntan de dónde saldrá el dinero y si es, en todo caso, oportuno gastarlo. La primera que hizo la reflexión en alto fue la popular Ana Pastor en la misma reunión en la que se adoptó el acuerdo. El secretario general le contestó que el gasto saldría de un remanente de Tesorería que, según la versión de Pastor, no aparece en los Presupuestos de la Cámara. El caso es que este dato ha activado la voz de alarma en la dirección del Grupo Popular cuando ha ido conociendo los detalles de la operación y leyendo el contenido del convenio suscrito con el Ayuntamiento de Madrid. La preocupación, primero, es por lo que se cree un gasto «innecesario» y «elevadísimo» en un periodo de crisis económica. Segundo, por no haber sido informada con anterioridad a la firma del acuerdo por sus colegas de la Mesa. Y tercero, por no entender que un gasto millonario como éste se apruebe con tanta ligereza y tan poca concreción en un documento oficial. Ayer, la dirección del PP avisó de que vigilará hasta el último euro de los ocho millones del aparcamiento para autoridades y que «velará por la transparencia del gasto» de la Cámara. Eso, a pesar de que ayer fuentes de la presidencia matizaron que el párking para autoridades podrán utilizarlo también los funcionarios, detalle que en el documento del convenio no aparece en ninguna parte. La advertencia del PP llegó el mismo día que algunos empleados de la Casa hicieron saber a este periódico la «alegría» con la que el Congreso gasta desde hace años dinero público, y no sólo en aparcamientos para autoridades. Abierta la espita, el que más y el que menos se quejó de la compra indiscriminada de material de oficina para sus señorías que, luego, no «es del agrado de los diputados, y se apila, cual trasto viejo en los sótanos del complejo parlamentario (véanse fotografías adjuntas). En descargo de la actual Mesa de Contratación, hay que decir que la compra de gran parte del material abandonado hoy en sótanos y garajes fue comprado en la anterior Legislatura, por ejemplo el caso de 350 «artilugios» para los ordenadores del despacho de los diputados. Una especie de portateclados con ruedas que incorporaban reposapiés para el descanso de sus señorías. Semejante trasto fue rechazado por los parlamentarios, pues ocupaba demasiado espacio en sus lugares de trabajo, por lo que fueron enviados a los sótanos. La que fuera la cámara acorazada del antiguo Banco Exterior alberga hoy muchos de estos artilugios. Y en garajes y sótanos se encuentran, igualmente, mesas de oficina que se compraron sin calcular el tamaño de los nuevos despachos. Hoy, también están en los sótanos, junto a escritorios, sillas y demás mobiliario pagado, por supuesto, con dinero público.

Últimas noticias