domingo, 04 diciembre 2016
05:34
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

ETA trata de reorganizar contra reloj dos de sus «comandos» en el País Vasco

MADRID-ETA mantiene operativo únicamente el «comando» que atentó en Madrid el pasado 9 de febrero, tras la huida de los grupos criminales que operaban en Guipúzcoa y Vizcaya, según expertos antiterroristas consultados por LA RAZÓN. El pistolero Jurdan Martitegi se ha convertido, finalmente, en el nuevo jefe de las células de la banda y sucede en tan siniestro puesto a Aitzol Iriondo, «Gurbitz», y Garikoitz Azpiazu, «Txeroki», encarcelados en Francia. La reestructuración de los «comandos» que tenía en el País Vasco conllevaría, normalmente, entre un mes y un mes y medio. Sin embargo, los citados expertos creen que ETA va a acelerar estos plazos con el fin de intentar atentados en los momentos políticos claves que se van a producir en esa Comunidad Autónoma en las próximas semanas, como la constitución del Parlamento y la investidura del socialista Patxi López como nuevo lendakari. El hecho de que la práctica totalidad de los integrantes de las células que operaban en Vizcaya y Guipúzcoa hayan logrado huir puede propiciar esta rápida reestructuración, ya que los nuevos pistoleros podrían aprovechar la infraestructura que consideren intacta. Sobre el «comando» que hizo explotar un coche bomba frente a la sede de Ferrovial en Madrid, los expertos no se ponen de acuerdo. Mientras uno creen que se trata de un célula itinerante, que actúa como el «comando Elurra» (coche bomba contra la T-4 de Barajas), con reconocimientos previos de las zonas donde van a atentar, otros mantienen que se trata de un grupo estable con una cierta infraestructura en la capital, en la provincia o, incluso, en comunidades limítrofes. Se trata, al menos en teoría, del único «comando» que ETA tendría operativo aunque las fuentes consultadas mantienen una gran cautela sobre este asunto. ETA puede disponer de otros grupos de carácter itinerante preparados para actuar en cualquier momento. Por otra parte, las investigaciones realizadas desde la detención, el pasado mes de diciembre, de Aitzol Iriondo, han permitido determinar que el nuevo jefe de los «comandos» de ETA es Jurdan Martitegi, estrecho colaborador de «Txeroki», que le había encargado, entre otras misiones, que se encargada de los cursillos de formación de nuevos pistoleros. Este individuo perteneció como «liberado» (fichado y a sueldo de ETA) al «comando Askatun Haizea» y huyó a Francia poco antes de la desarticulación de la célula por la Guardia Civil, en julio del año pasado. Tiene, por lo tanto, una cierta experiencia sobre el funcionamiento de los «comandos» ya que ha participado directamente en varios atentados. Su detención se convierte, por lo tanto, en una prioridad para las Fuerzas de Seguridad, dentro de la estrategia del Ministerio del Interior de impedir por todos los medios que ETA se pueda reorganizar, tanto en España como en Francia.
SIGUENOS EN LA RAZÓN