lunes, 27 marzo 2017
02:23
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

La Ciudad del Vaticano cerró 2008 con 15 millones pérdidas y la Santa Sede con un millón

La Santa Sede cerró 2008 con unas pérdidas de 911.514 euros y el Estado de la Ciudad del Vaticano lo hizo con un resultado negativo por valor de 15,3 millones de euros, informó hoy el Vaticano.
       Los ingresos de la Santa Sede en ese periodo fueron de 253,95 millones de euros y los gastos de 254,9 millones de euros, según el balance presentado por arzobispo Velasio De Paolis, presidente de la Prefectura de Asuntos Económicos.
       De Paolis también presentó los resultados del Estado de la Ciudad del Vaticano, que arrojaron un déficit por valor de 15,3 millones e euros, frente a los 6,7 millones de euros que ganó en 2007.
       Este déficit fue achacado a la crisis económica financiara mundial.
       El Vaticano distingue entre la Santa Sede, que incluye los dicasterios -Ministerios- y organismos anexos, así como las nunciaturas (embajadas por el mundo), y el Estado de la Ciudad del Vaticano, donde se alza la basílica de San Pedro y se encuentran, entre otros, los Museos Vaticanos.
       En los dicasterios y otros organismos de la Santa Sede trabajan un total de 2.732 personas, de ellas 761 eclesiásticos, 334 religiosos y 1.637 laicos.
       En el Estado de la Ciudad del Vaticano, el más pequeño del mundo con apenas dos kilómetros cuadrados, trabajan 1.894 personas, de ellas 31 religiosos, 28 religiosas, 1.558 laicos y 277 laicas.
       Las pérdidas registradas se deben, según el Vaticano, a las obras realizadas para la colocación de un sistema fotovoltaico en el techo del Aula Pablo VI y la restauración del patrimonio artístico de la Santa Sede, entre ellas la Capilla Paulina, obras en las basílicas papales de Santa María La Mayor y San Pablo Extramuros, así como en la Biblioteca Apostólica Vaticana.
       También ha incidido la remodelación del sistema informático y los costes para la seguridad dentro de la Ciudad del Vaticano.
       Además del balance, también se presentó el resultado del Óbolo de San Pedro formado por las donaciones recibidas por el Papa de parte de los fieles de todo el mundo, que alcanzó los 54,17 millones de dólares, frente a los 50,69 del pasado año.
       Como está establecido, las iglesias locales también contribuyeron, según su disponibilidad, a mantener la estructura central de la Iglesia.
       En 2008 las Conferencias Episcopales entregaron un total de 20,9 millones de euros, frente a los 18,7 millones de euros de 2007.
       Las mayores aportaciones las hicieron las iglesias de Alemania, Estados Unidos e Italia.
       Estos resultados económicos fueron aprobados en la 43 reunión del Consejo de Cardenales para el Estudio de los Problemas organizativos y económicos de la Santa Sede, que se ha venido celebrando desde el pasado 1 de julio hasta hoy y presidida por el cardenal Secretario de Estado, Tarcisio Bertone.

SIGUENOS EN LA RAZÓN