viernes, 23 junio 2017
21:06
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

La Junta encargó su pabellón de Fitur a un contratista indultado por Bermejo

  • Ignacio Bendito pagó 300.000 euros a un alto cargo del Ministerio de Transportes para conseguir un contrato.
     

La Junta de Andalucía encargó su pabellón de la Feria Internacional de Turismo (Fitur) a Ignacio Bendito García, un contratista condenado por soborno que fue posteriormente indultado por Mariano Fernández Bermejo y cuya empresa cobró más de dos millones de euros por el montaje de unas instalaciones que le han supuesto tres veces menos a la Comunidad Valenciana.
Bendito fue condenado en 1990 por una operación que implicó el pago de comisiones por importe de 300.000 euros a un funcionario del Ministerio de Transportes para que su empresa, Decoestudio S. A., fuera contratada por el citado Ministerio «para que instalase las pagodas, stands y otros elementos de montaje en el recinto donde iba a celebrarse la feria Eurotelecom/Madrid 90», según consta en la sentencia emitida por la Sala Tercera del Tribunal Supremo el 8 de noviembre de 2006.

Contratos posteriores
El Supremo falló en su contra  el recurso que había presentado pero, posteriormente, Ignacio Bendito fue indultado por el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo.
De forma paralela, en los años posteriores a su condena, la Junta de Andalucía siguió facilitando diversos contratos a la firma de Bendito, que tiene su domicilio social en Madrid, y que fue constituida el 5 de febrero de 1980, según consta en el Registro Mercantil.
Pero la gran adjudicación de Decoestudio la anunciaba el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) el 12 de diciembre de 2008: el montaje del pabellón del Ejecutivo de Manuel Chaves en la última Feria Internacional de Turismo (Fitur) por importe de 2.172.645 euros.
Se da la circunstancia de que, por el mismo tamaño –5.500 metros cuadrados– la Comunidad Valenciana pagó 915.800 euros a la empresa Orange Market por sus instalaciones en el gran escaparate del turismo internacional.
El precio que pagó el Gobierno de Chaves es todavía más desorbitado si se tiene en cuenta que el Ejecutivo de Francisco Camps adjudicó por la cantidad citada el stand de Fitur y también cuatro ferias más: Valencia, Barcelona, Bilbao y Valladolid.

Cinco años de concesión

Al adjudicar el contrato para Fitur a Decoestudio S.A. por quinta edición consecutiva el precio tuvo un peso del 15%, mientras que el 85% se repartió entre diversos conceptos (creatividad, mejoras, etc) de carácter más discrecional. Sobre estas líneas, la sentencia del Supremo contraria a Ignacio Bendito, gerente de la firma.


 

SIGUENOS EN LA RAZÓN