sábado, 22 julio 2017
18:35
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

Los expertos de Aído plantean el aborto libre hasta las 24 semanas cuando los fetos son viables desde la semana 22

Madrid- Los expertos de la Comisión nombrada por la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, para elaborar una nueva ley del aborto continúan su trabajo. Ya es casi seguro que la nueva normativa contemplará unos plazos en los que la interrupción del embarazo será libre. Ahora toca establecer cuáles serán estos plazos. La voluntad de imitar las leyes «más progresistas» de Europa, como la holandesa, puede aumentar el ya de por sí tenso debate. El motivo es que los especialistas de Igualdad quieren elevar el plazo hasta las 24 semanas, igual que en Holanda. La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), la sociedad científica a mayoritaria en la especialidad, mantiene, por su parte, que desde la semana 22, el feto tiene opciones de sobrevivir y se oponen a llamar «aborto» a interrupciones del embarazo por encima de ese límite: «Son otra cosa». Dos semanas de polémica «Lo más razonable es que la ley de plazos tenga el límite de la viabilidad fetal», explica uno de los miembros de la Comisión de Aído. Hasta aquí, todos de acuerdo. Sólo que este experto y sus compañeros consideran que esta frontera está en 24 semanas de gestación. «A nosotros no nos han convocado para participar en la elaboración de la ley. El Gobierno tiene derecho a reunir a los expertos que considere más apropiados, pero ya hemos manifestado nuestra postura, que es científica: sólo puede haber aborto hasta las 22 semanas. Si la ley no lo contempla, entonces sí diremos las cosas claras». Así de tajante se muestra José Manuel Bajo Arenas, el presidente de la SEGO. No sólo son los ginecólogos. La Asociación Española de Pediatría (también mayoritaria) comparte la postura. Su presidente, Alfonso Delgado, incluso llegó a escribir al Ministerio de Sanidad solicitando estar entre los expertos que discutirán la nueva ley. «Me contestaron que estaba en manos de Igualdad y me hicieron caso omiso», asegura. Aunque la nueva ley aún está en fase inicial, algunos aspectos parecen ya completamente seguros. Por ejemplo: aunque la ley será de plazos, mantendrá algunos de los supuestos actuales para poder abortar incluso después de ese límite de «viabilidad fetal». Probablemente tendrá que ser un tribunal médico quien lo autorice, aunque «intentaremos que las mujeres tengan más ventajas, pero que no pierdan las posibilidades de la ley actual». Así lo explica el experto de la comisión. El mismo reconoce que, de hacerse así, sería una norma innovadora, pues «en Europa no existen leyes mixtas». En la mayoría de los países hay, o bien una ley de plazos (que van de las 12 a las 24 semanas), o de indicaciones. En países como Francia, sin embargo, «se discuten casos puntuales» que no entran en los plazos. Es el caso de las malformaciones en el feto. En este aspecto la nueva ley puede aumentar las posibilidades: en la actualidad sólo se puede emplear este supuesto para abortar hasta las 22 semanas. La norma más permisiva Sí se pondrá coto, o se intentará, al abuso del supuesto del riesgo para la «salud psíquica de la madre», que ha hecho de la ley española, en la práctica, la más permisiva de Europa (en palabras de los propios expertos de Aído). La intención, sin embargo, no significa que el supuesto desaparezca.

SIGUENOS EN LA RAZÓN