MENÚ
lunes 11 diciembre 2017
15:58
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

El presidente del Gobierno termina así con los cinco años de distanciamiento con la Casa Blanca

Obama a Zapatero: «Estoy contento de poder llamarle mi amigo»

  • Obama a Zapatero: «Estoy contento de poder llamarle mi amigo» / Efe
OTR Press.  Praga.

Tiempo de lectura 4 min.

05 de abril de 2009. 21:05h

Comentada
OTR Press.  Praga. 5/4/2009

Tras unos cuantos breves encuentros sobre la marcha, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el presidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero, han mantenido la reunión cara a cara que tanto esperaba el Gobierno español. Tras 45 minutos de conversación, Obama no dudó en declarar que considera a Zapatero "un amigo" y una persona que "no sólo entiende la extraordinaria influencia de su país en el mundo, sino que también se toma sus responsabilidades muy seriamente".
De esta forma, el Gobierno rompe la racha de cinco años de distanciamiento con la Casa Blanca, teniendo en cuenta que nunca llegó a mantener un encuentro con el anterior presidente norteamericano, George W. Bush, salvo en contadas llamadas telefónicas y durante la cumbre del G-20 en Washington el pasado 15 de noviembre, donde Bush le recibió, como al resto de líderes, en el vestíbulo de la Casa Blanca.
Pasadas las 15,00 horas de hoy, se producía en el Centro de Congresos de Praga, el esperado cara a cara entre Barack Obama y José Luis Rodríguez Zapatero. Tras poco más de 45 minutos, ambos mandatarios daban por concluida la reunión y declaraban sus primeras impresiones. En concreto, el presidente estadounidense ha mencionado que ha "disfrutado mucho" trabajando con Zapatero estos días de citas internacionales -la cumbre del G-20 en Londres y el 60 aniversario de la creación de la OTAN en Estrasburgo, Francia- y añadió que espera que la "sólida" relación que tienen en la actualidad los dos países, sea "incluso más fuerte". "Estoy contento de poder llamarle mi amigo", señaló.
El primer encuentro bilateral celebrado entre España y Estados Unidos desde hace cinco años, comenzó con un apretón de manos entre ambos dirigentes, tras lo cual, Obama pasó un brazo por los hombros del mandatario español, creando un clima más informal y amistoso. Tras la reunión, Zapatero declaró que para España se abre un "nuevo tiempo" en las relaciones entre ambos países y que el propósito de su Ejecutivo es "colaborar" con el presidente Obama por un "nuevo orden mundial de paz más justo", en la "lucha contra la pobreza" y con el objetivo de "abrir un tiempo mejor para las nuevas generaciones".
En la entrevista han estado presentes el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos; el jefe de gabinete del presidente, José Enrique Serrano; el secretario general de la Presidencia, Bernadino León, y el director de la oficina económica de Moncloa, Javier Vallés. Entre los temas previstos para la reunión, destacaba la situación de Latinoamérica y las energías renovables, así como la situación en Oriente Próximo, Africa, la cooperación entre EEUU y la UE de cara a la presidencia española de 2010, la amenaza del terrorismo o la agenda de seguridad de la OTAN. Aunque la relación entre España y Estados Unidos siempre ha sido, en general, correcta, desde que España decidiera retirar sus tropas de Irak, se enfrió la ya de por sí precaria línea entre ambos países, durante la Administración Bush. Aún molestó más que meses después Zapatero animara a otro países a que siguieran su ejemplo y retiraran sus soldados por el bien del país árabe. No obstante, con la llegada de Obama a la presidencia estadounidense, el contacto se ha vuelto a retomar. El primer saludo en persona entre ambos mandatarios tuvo lugar durante la celebración del G-20 en Londres, donde conversaron sobre la crisis financiera internacional y donde comentaron algunas aficiones comunes. Obama, además, aprovechó la ocasión para trasladar a Zapatero su interés por visitar España, si bien matizó que dicha visita se podría preparar con tranquilidad más adelante.

LA UNION EUROPEA Y ORIENTE PROXIMO

Durante la cumbre informal que la UE y Estados Unidos celebraron hoy en Praga, la presidencia checa de la Unión Europa designó a cuatro jefes de Gobierno para introducir ante el presidente norteamericano los temas más acuciantes de la agenda de la cumbre. Zapatero fue el encargado de exponer la posición de la Unión Europa sobre Oriente Próximo, incluyendo Afganistán -donde Zapatero se ha comprometido a enviar 450 soldados durante los comicios que se celebrarán en ese país-.
El segundo tema de la agenda, el cambio climático, fue presentado por el primer ministro sueco, Fredrik Reinfeldt, mientras que su homólogo de Estonia, Andrus Ansip, habló sobre seguridad de suministro. La economía, por su parte, corrió a cargo del primer ministro británico, Gordon Brown. Según ironizó el viceprimer ministro checo, Alexandr Vodra, "hay un tiempo limitado y muchos líderes en una habitación". Por su parte, Zapatero ha animado a aprovechar el "nuevo impulso" de la Administración estadounidense y la unidad de la UE para avanzar hacia la paz en Oriente Próximo, la región "más determinante" para la evolución de la paz mundial en las próximas décadas, ya que allí se genera gran parte de la "frustración" que acaba desembocando en el "extremismo" en el mundo árabe y musulmán. "El odio es la peor arma de destrucción masiva. Es prioritario atacar este cáncer y evitar que la metástasis se extienda", alertó. Tras la reunión, el presidente del Gobierno puso rumbo a Estambul, donde presidirá, junto al primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, la primera Reunión de Alto Nivel (cumbre bilateral). Allí abordarán, entre otros temas, la reforma de la ONU y el II Foro de la Alianza de Civilizaciones que ambos inaugurarán el lunes, así como las aspiración de Turquía de entrar en la Unión Europea.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs