domingo, 24 mayo 2015
23:21
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

    $tex_h1

historico

Quemar fotos del Rey sí regalar la Constitución no

  • 1

La Guardia Urbana de Barcelona se tomó ayer muy en serio los actos de la Constitución. Tanto, que por aquello de no ofender a los más susceptibles con la existencia de la Carta Magna, exigieron el correspondiente permiso municipal a las personas que estaban repartiendo ejemplares de la Constitución a los ciudadanos, entre ellos el líder del PP Alberto Fernández Díaz. ¡Qué provocación! Se ve que para los municipales de Hereu el texto constitucional es «material peligroso» que puede soliviantar el orden social. Lástima que no demuestren tanto celo profesional cuando se queman fotos del Rey o los cachorros de ERC agreden a dirigentes de otros partidos. En esos casos, los municipales se convierten en lo más parecido a las estatuas vivientes que pueblan las Ramblas gracias a su exquisita pasividad. Visto lo visto, en Barcelona repartir la Constitución sí es una actividad de alto riesgo.

Síguenos en