jueves, 17 agosto 2017
21:01
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

«Si se votara mañana se prohibirían los toros en Cataluña»

  • «La propuesta abolicionista hay que leerla en clave política; lo que importa no es el sufrimiento del animal»

Hace cuatro años que Luis Corrales comanda los devaneos de la Fiesta en Cataluña. Tras el último golpe, la admisión a trámite en el Parlamento Catalán de la iniciativa popular de prohibir los toros, la Fiesta está unida y capitaneada por la Mesa del Toro. De todo hablamos.
–Publica hoy (por ayer) «burladero.com» que en Eixample de Barcelona también se ha votado a favor de prohibir los toros. ¿Qué le parece?
–No he podido estudiar a fondo el contenido, pero tengo la impresión de que no va más allá de lo simbólico, no tiene un sentido práctico.  Habría que conocer bien la propuesta y saber por qué han votado unos y otros, sobre todo en el caso del partido socialista; lo de ERC e ICV no es sorpresa.
–¿No hay una lectura negativa entonces?
–La lectura es que hay que trabajar con todos los partidos, con los 135 diputados del Parlamento Catalán, sin excepción. Y con todos los del Congreso de los Diputados. No sólo con la Fiesta en Cataluña, sino con la Fiesta en general.  
–El objetivo es prohibir los toros en Cataluña.
–Es un ataque a la libertad de los ciudadanos. No pretendemos convencer a nadie de la bondad ni de la belleza de nuestra Fiesta,  pero sí debemos ser capaces de exigir respeto como moneda de cambio. En eso se basa la democracia. Respeto a las minorías, o no tan minorías, que ahí están los números.
 –Han creado la campaña «Prohibir los toros: atentado contra la libertad de los ciudadanos». ¿Cuál es el plan de trabajo?
–Movilizar a la opinión pública y la de los representantes políticos.  Ellos van a moverse para tener las 50.000 firmas para abolir la Fiesta de los toros, pero eso se aprobará en realidad por la mayoría simple, que son 68 diputados. Eso es lo que nos interesa. Hay que hablar con los 135.
–¿Llegar hasta ellos? , ¿capacidad de persuasión?
–Demostrarles que el pueblo catalán, le guste o no los toros, no tiene ningún interés por prohibirlos. Y que hay que defender la libertad de las personas. Es una falacia que los catalanes quieran prohibir los toros, tienen otras preocupaciones y de paso queremos enseñar las dos caras de las cartas y mostrar los intereses de estas campañas políticas.
–¿A qué se refiere?
–Si de verdad les preocupara el sufrimiento de los animales hubieran propuesto prohibir del tirón los toros y el «bous al carrer». Pero  no, porque así no hubieran contado con CIU ni Esquerra. Te das cuenta rápido de que todo esto está fundado en clave política. Los toros son el principio de otra serie de cosas que quieren imponer y que nada tienen que ver con el espíritu catalán.  
–¿Quiénes forman esta entidad para apoyar la Fiesta en estos momentos?
–La feliz noticia es que en esta ocasión estamos mejor organizados que nunca. Todo esto lo capitanea la Mesa del Toro y además estamos entidades como la Federación de Cataluña o la Plataforma.
–La máxima es defender la libertad del ciudadano para elegir.
–Nosotros no vamos a caer en la trampa de seguir diatribas políticas. Ni derechas ni izquierdas, sólo nos interesa luchar por la Fiesta y por la libertad del ciudadano, que en realidad es la base de la democracia.
–Ahora tienen 120 días para reunir 50.000 firmas.
–Esta semana se han acreditado 800 fedatarios. Tienen bastante fácil reunir las firmas en el universo de votantes, con casi seis meses que tendrían con la prórroga.
–¿Cuál sería el proceso?
–Se comprueban que están correctas y se comienza el proceso normal de una proposición de ley. Una primera votación y el trabajo de la Comisión.
–Las explicaciones de las partes.
–Eso es, desde el punto de vista jurídico, filosófico... Una vez que la  Comisión hubiera acabado su trabajo volvería al Pleno.
–Y ahí la resolución ya sería definitiva.
–Sí, ya sí, aunque en todo el debate pondrían surgir muchas incidencias.
–¿Cree factible la prohibición?
–Si se votara mañana, sin tiempo para trabajar, se prohibirían los toros. CIU tendría la llave. Pero por suerte, tenemos tiempo para explicar las cosas.

La Mesa del Toro, la Plataforma y la Federación
Al mundo del toro este ataque brutal le ha cogido más unido que nunca. La Mesa del Toro, que engloba gran parte de las entidades, capitaneará la lucha por dar humanidad a una batalla política. No lo hará solo. La Federación de Entidades Taurinas y la Plataforma para la Defensa de la Fiesta en Cataluña se han unido sin fisuras al nuevo proyecto: «Prohibir los toros, atentado contra la libertad de los ciudadanos». Con Luis Corrales, presidente de la Plataforma, charlamos sobre las nuevas campañas justo cuando los socialistas del barrio de la Monumental de Barcelona votan en contra de las corridas por primera vez. Los toros, bandera política de una guerra de colores.

SIGUENOS EN LA RAZÓN