lunes, 26 junio 2017
20:59
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

Una escuela infantil de Barcelona plantará un árbol por cada niño matriculado

Els Menuts de la Pineda, una escuela infantil de Gavá (Barcelona), a la que acuden diariamente casi 60 niños y niñas de entre uno y tres años, ha decidido sumarse este año y de manera indefinida a la campaña «ResponsARBOLidad: + árboles x un buen clima» con el objetivo de  plantar árboles para contribuir a luchar contra el cambio climático.
Se trata del primer centro educativo infantil que apoya esta campaña impulsada por la empresa agroforestal Maderas Nobles de la Sierra de Segura, que insta a empresas, instituciones y particulares a calcular, reducir y compensar sus emisiones contaminantes mediante la plantación de árboles.

«Un niño, igual a un árbol» es el lema que ha adoptado el centro catalán, que ha asumido el compromiso de plantar un árbol por cada nuevo alumno que se matricule en la escuela. Para empezar, este año se plantarán 70 ejemplares, que corresponden al conjunto de la comunidad educativa, que incluye a los estudiantes que se gradúan este curso y a las profesoras.
La arboleda se ubicará en Alcaraz (Albacete) en los terrenos de la empresa de silvicultura ecológica y sostenible Maderas Nobles de la Sierra de Segura, que se ocupará de cuidar durante 40 años la plantación, que pasará a llamarse Bosc dels Menuts y que irá creciendo con la llegada de nuevos alumnos. La escuela organizará cada año una excursión para visitar los árboles y ser testigos de sus progresos.

La reforestación del planeta será el tema central de la fiesta de fin de curso de Els Menuts de la Pineda, que se celebra el sábado 20 de junio y que en otras ocasiones se ha dedicado a la diversidad cultural o a la sequía. Durante el acto de clausura, los niños y niñas recibirán un certificado que acredita que han plantado un árbol destinado a restaurar el bosque autóctono, un árbol que mientras crece, será capaz de secuestrar de la atmósfera 300 kg de CO2.
Mientras tanto, los niños y niñas, ayudados de sus profesoras, han pintado camisetas con el logo de Responsarbolidad y con un dibujo de un árbol, cuyo tronco está representado por el cuerpo de un niño y la copa es una bola del mundo.
 

SIGUENOS EN LA RAZÓN