jueves, 17 agosto 2017
17:30
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

«World of Goo» el éxito del año

Ron Carmel y Kyle Gabler son los únicos miembros de 2D Boy, un atípico estudio de desarrollo de videojuegos. Su sede se encuentra en cualquier cafetería de San Francisco que cuente con conexión wifi y en ellas, precisamente, surgió «World of Goo» después de ocho horas diarias de trabajo durante un año y medio más o menos. Se trata de un juego de inteligencia que combina las plataformas con los puzzles y que bebe, sin pudor, de títulos clásicos como «Lemmings y Worms», pero los actualiza de una manera creativa y divertida. Un título disponible para PC y en descarga para la Wii de Nintendo.
 -¿Cómo surgió la idea de crear «World of Goo»?
Ron Carmer: «World of Goo» es realmente nuestra historia. Nosotros somos unas pelotitas inocentes y felices, pero, a medida que avanzamos en el juego, nos encontramos con unas tuberías, que representan las grandes corporaciones, que nos quieren absorber y convertir en una masa homogénea. Esta World of Goo Corporation representa a todos los distribuidores y obstáculos que hemos saltado desde nuestro éxito de forma independiente. Buenas ideas
-¿A qué se debe que utilizaran cafeterías como oficina?
Kyle Gabler: Era el único lugar que nos podíamos permitir. Son baratas y con wifi gratis.
-¿Volvemos a la época en la que cualquiera podía desarrollar un videojuego?
-KG: Creemos que gozamos de una libertad similar a la de la década de los 80 y 90, en las que bastaba con tener una buena idea y conocimientos de MS-DOS. Con los actuales kits de desarrollo no es necesario utilizar polígonos o gráficos complicados para hacer un gran juego, ya que se pueden obtener resultados que compitan con grandes juegos y multinacionales del sector.
-RC: A los jóvenes creadores les animamos a que se pongan a hacer juegos, porque es mucho más sencillo de lo que parece. Que aprendan a programar, que dibujen sus ideas y que las lleven a cabo. No importa que estén en el colegio, en la universidad o donde sea.
-KG: Lo cierto es que es más sencillo crear juegos que encontrar un trabajo en una empresa para hacerlos. Recomiendo que creen un blog y que allí cuelguen sus pruebas y, si son buenas, el trabajo saldrá solo.
-¿Y la crisis económica les afecta?
-RC. Bueno, no tenemos empleo que perder, así que no. -KG. Además, el café sigue costando lo mismo. -Acaba de salir en Europa, por lo tanto todavía no hay cifras de descargas.
¿Qué tal ha ido en Estados Unidos?
-RC. Nintendo no nos deja comentarlas, pero puedo decir que desde su lanzamiento, hace ya dos meses, hemos estado todos los días situados como número uno en volumen de descargas. O lo que es lo mismo: he ganado más dinero que si me hubiese quedado en Electronic Arts.
-Y en un futuro, ¿se ven en una multinacional o en un gran equipo de desarrollo?
-RC. Acabo de salir de una multinacional y, la verdad, no me apetece volver a otra.
-KG. De momento, no hemos recibido propuestas de grandes corporaciones. Pero lo que de verdad deseamos es convertirnos en una de ellas para transformar a los pequeños estudios en una masa homogénea.

SIGUENOS EN LA RAZÓN