lunes, 22 mayo 2017
14:12
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Internacional

Una vez más Alemania tiene que salir al paso de las acusaciones del presidente estadounidense, Donald Trump. La ministra alemana de Defensa, Ursula von der Leyen, rechazó ayer las recriminaciones de Trump de que Alemania debe a la OTAN y a Estados Unidos «grandes sumas» de dinero en materia de defensa. «No hay una cuenta de deudas en la OTAN», dijo Von der Leyen en un comunicado, añadiendo que es incorrecto vincular el objetivo de la Alianza Atlántica de que los miembros gasten en defensa el 2% de su producción económica en 2024 únicamente en la OTAN.

«En el gasto de la defensa también entran las misiones de paz de la ONU, nuestras misiones europeas y nuestra contribución a la lucha contra el terrorismo del Estado Islámico», dijo la titular de Defensa germana. La ministra agregó que todos quieren que la carga se comparta equitativamente y que para que eso suceda es necesario tener un «concepto de seguridad moderno» que incluya una OTAN moderna, pero también una unión europea de defensa y una inversión en Naciones Unidas. Solo un día después de su reunión con Angela Merkel, Trump acusó a Alemania de deber «grandes sumas de dinero» a la OTAN y a su país. En su cuenta personal de la red social de Twitter, Trump indicó asimismo que mantuvo una «gran» reunión con la canciller, a pesar de las «falsas noticias» que, a su juicio, han aparecido en los medios al respecto. Antes de partir de nuevo a su hotel de Mar-a-lago, el mandatario estadounidense apostilló que: «De todas maneras, Alemania debe enormes sumas de dinero a la OTAN y hay que pagar más a Estados Unidos a cambio de la poderosa protección, y muy cara, que otorga a Alemania».

En la conferencia de prensa que ofreció junto a Merkel el viernes desde la Casa Blanca, Trump reiteró su «fuerte apoyo a la OTAN», pero subrayó que es necesario que todos los países miembros «paguen su parte justa». «Muchas naciones deben vastas cantidades de dinero (a la OTAN) y es muy injusto para Estados Unidos. Estas naciones deben pagar lo que deben», señaló Trump. En particular, el presidente estadounidense exige que sus socios de la OTAN cumplan su compromiso de elevar el presupuesto de defensa hasta el 2% del PIB. Merkel, por su parte, subrayó durante esa conferencia de prensa la «importancia» de la Alianza Atlántica y aseguró que Alemania reconoce la necesidad de «aumentar su gasto» en la defensa común. «Vamos a trabajar en ello», prometió la canciller alemana.

El gasto alemán en defensa se elevará en 1.400 millones de euros en 2018, hasta los 38.500 millones de euros, cifra que se proyecta representará el 1,26% de la producción económica, dijo el ministro de Hacienda, Wolfgang Schäuble. En 2016, la tasa de gastos de defensa de Alemania se situó en el 1,18%.

No es la primera vez que Trump arremete contra el Gobierno alemán. En enero, el presidente estadounidense consideró que Merkel cometió un «error catastrófico» con su política de acogida de refugiados y por su parte, la canciller germana rechazó abiertamente el veto migratorio de Trump tras firmar la primera orden ejecutiva que prohibió la entrada a EE UU a viajeros y refugiados provenientes de países de mayoría musulmana. En la Casa Blanca las diferencias entre ambos líderes quedaron patentes.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs