miércoles, 07 diciembre 2016
14:32
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Internacional

Internacional / Muere Fidel Castro

Los líderes populistas encabezan el adiós a Castro

Maduro y Raúl Castro se abrazan al comienzo del acto
Maduro y Raúl Castro se abrazan al comienzo del acto
Reuters/Carlos García

Los líderes internacionales se han reunido en la emblemática Plaza de la Revolución de La Habana, donde a ha arrancado el acto oficial de despedida del expresidente de Cuba y líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, que murió el pasado viernes a los 90 años.

El pistoletazo de salida lo ha dado la actriz cubana Corina Mestre, que ha iniciado el acto pronunciando la 'Marcha triunfal del Ejército rebelde', recibiendo a cambio los vítores y aplausos de todos los congregados en la mítica plaza, junto a los rostros de Ernesto 'Che' Guevara y Camilo Cienfuegos a ambos lados.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, se ha encargado de pronunciar el primer discurso de despedida, apelando a la unidad de los pueblos de América, un continente que se enfrenta a "nuevas tormentas quizás más fuertes" que aquellas a las que hizo frente el revolucionario cubano.

"Fidel, que murió invicto, falleció haciendo honor a su nombre: Fidel, digno de fe; la que puso en su pueblo y en toda la patria grande", ha arrancado el mandatario.

El ecuatoriano, primero en reaccionar a la muerte de Castro el pasado viernes, ha recordado que el espíritu del revolucionario seguirá viviendo en todos los niños que van a la escuela, en los obreros dueños del fruto de su trabajo y en los jóvenes que siguen luchando.

Correa ha afirmado que Fidel deja tras de sí "el único país con cero desnutrición infantil y sin ningún niño viviendo en la calle, en el continente más desigual del planeta".

Asimismo, se ha centrado en el bloqueo económico que pesa sobre Cuba y en cómo la isla ha logrado sobrevivir a él, asegurando que "cualquier país capitalista de Latinoamérica colapsaría a los pocos meses de un bloqueo similar".

El mandatario ha asegurado que nadie ha invadido Cuba porque "saben que no podrán vencer a todo un pueblo", que saldrá adelante no sólo por su "principios revolucionarios", sino también por su "extraordinario talento humano y porque la resistencia está integrada en su cultura".

No ha olvidado, sin embargo, que la figura de Fidel ha tenido tanto seguidores como detractores en todo el mundo porque "su revolución ha trascendido en el espacio y trascenderá en el tiempo". "La mayoría te amó con pasión, una minoría te odió pero nadie puede ignorarte", ha reiterado.

Correa ha señalado que tanto con Fidel Castro como con Camilo Cienfuegos, el 'Che' Guevara y Hugo Chávez los latinoamericanos han aprendido a creer en la capacidad de sí mismos. "Y por esas ideas seguiremos luchando. Lo juramos", ha apuntado, antes de mandar un "abrazo solidario" a la familia de Castro.

"Hasta la victoria siempre, comandante", ha concluido.

A Correa le ha seguido el mandatario de Sudáfrica, Jacob Zuma, quien también ha recordado la situación de bloqueo a la que ha sobrevivido la isla, y ha reiterado el apoyo del país africano a todos los procesos para levantar dicho bloqueo.

"La muerte del compañero Fidel es una pérdida dolorosa para el pueblo de Sudáfrica", ha asegurado, recordando que el cubano "estuvo al lado" de su país, expresando su "solidaridad y respaldando "la lucha para aislar al régimen del Apartheid".

"Sabíamos que podíamos confiar en Cuba, un amigo y aliado de los oprimidos. La relación especial, profunda e imperecedera entre Cuba y Sudáfrica se cimentó con la sangre de los soldados cubanos heroicos quienes pagaron el sacrificio supremo por su convicción en el antiimperialismo, la libertad y la justicia", ha afirmado.

Así, Zuma ha recordado que Cuba desplegó "casi medio millón" de soldados en Africa para respaldar la luchas nacionales y en contra de las invasiones extranjeras durante casi 30 años, haciendo hincapié, en particular, en la intervención de La Habana en Angola, "uno de los ejemplos más grandes de solidaridad que cambió el rumbo de la historia".

En este sentido, el presidente sudafricano ha subrayado la necesidad de esforzarse por "llevar adelante" los ideales que ha dejado tras de sí el líder de la Revolución que acabó con la dictadura de Fulgencio Batista en 1959. "Adiós compañero Fidel, usted ha ganado la carrera. Que su alma descanse en paz".

"`Que viva Cuba! `Que viva Fidel! `Que vivan los pueblos antiimperialistas!", ha arrancado el presidente de Bolivia, Evo Morales, entre aplausos y respuestas de los participantes del acto, antes de recordar recordado la "solidaridad" del "hermano Fidel" no sólo con su pueblo, sino con todo el mundo.

"Fidel puso a Cuba en el mapa del mundo luchando contra la codicia del imperio y el mundo reconoce a Fidel como una epopeya inalcanzable", ha afirmado el boliviano. "Fidel derrotó en Naciones Unidas a Estados Unidos con la razón y la justicia; lo que Estados Unidos consigue lo hace con chantaje y dominación", ha señalado, antes de subrayar los logros del revolucionario en materia de salud y educación, acciones que ha definido como "milagros".

Morales ha afirmado que la muerte de Fidel no ha matado al revolucionario, que sigue "vivo" y "vigilante" para continuar la lucha y "preservar" a la "casa común" de los pueblos latinoamericanos. "Fidel no ha muerto, no puede morir, porque está por encima de su propia vida, instalado para siempre en la historia de la Humanidad", ha continuado.

Asimismo, ha recordado que no se puede entender América latina y el mundo en el siglo XX sin la figura de Fidel Castro. "Y mientras haya un socialista de pie luchando con la palabra y la razón, Fidel estará con nosotros para siempre", ha afirmado.

Por su parte, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, recordó que "Fidel Castro quiso mucho a México (...), sintió mucho cariño por nuestro país",¡ en su discurso en el homenaje póstumo al expresidente cubano en la Plaza de la Revolución de La Habana.

"En esta ocasión solemne nuestra identidad latinoamericana nos llama a evocar la memoria de un hombre que hizo historia", enfatizó el mandatario mexicano.

Como recordó Peña Nieto, Fidel y Raúl Castro eligieron a México "como punto de partida de su lucha revolucionaria" y en ese país encontraron a "protectores y simpatizantes".

"Fue así como en México germinó la gesta de la Revolución cubana", dijo al evocar la salida del yate Granma de las costas de Veracruz en noviembre de 1956.

El objetivo de Fidel y Raúl Castro al iniciar ese viaje era "construir un nuevo gobierno al servicio del pueblo cubano" y desde entonces Cuba ha sido "ejemplo de dignidad y perseverancia", señaló el presidente mexicano.

Mientras estuvo al frente del Gobierno de la isla, Fidel Castro promovió "una relación bilateral basada en el respeto, el diálogo y la solidaridad", comentó Peña Nieto al refrendar la amistad de México hacia el pueblo cubano.

"Descanse en paz", concluyó Peña Nieto en el homenaje, al que asisten cientos de miles de personas y unos 20 jefes de Estado y de Gobierno de todo el mundo, en su mayoría latinoamericanos y africanos.

Ep

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs