MENÚ
viernes 24 noviembre 2017
01:08
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Golpe al dictador Mugabe

El dictador, a un paso de perder el poder tras 37 años por intentar que su mujer Grace –que podría haber huido– le relevase en el cargo.

  • Un carro de combate en las calles de Harare
    Un carro de combate en las calles de Harare / Ap
Pilar de la Peña.  Pretoria.

Tiempo de lectura 4 min.

16 de noviembre de 2017. 10:34h

Comentada
Pilar de la Peña.  Pretoria. 15/11/2017

Zimbabue está a las puertas de acabar con 37 años de presidencia de Robert Mugabe, de 93 años. Soldados del Ejército, liderado por el jefe de las Fuerzas Armadas, el general Chiwenga, tomaron ayer las calles de la capital, Harare, con el objetivo de poner fin al mandato del presidente tras la destitución el lunes del vicepresidente, Emmerson Mnangagwa, que se postulaba como sucesor. Una facción del Ejército pretende frenar así la inminente sucesión en la presidencia de Grace Mugabe, esposa del presidente, en favor de Mnangagwa. Con esa misma intención, y para acabar con cualquier tipo de apoyo al mandatario en el Gobierno, los militares detuvieron a otros tres ministros afines que estaban allanando el camino de la primera dama. Los arrestados son el titular de Finanzas, Ignatius Chombo; el de Educación, Jonathann Moyo, y el de Gobierno Local y Obras Públicas, Saviour Kasukuwere.

El longevo dictador permanecía, al cierre de esta edición, retenido en su residencia de Harare, desde donde habló con su homólogo surafricano, Jacob Zuma, a quien confirmó que se encontraba «bien», pero «confinado» en su casa. Algunos medios aseguraron que Grace Mugabe –40 años más joven que él– está refugiada en Namibia y que los hijos del presidente habrían huido antes de que estallara el supuesto golpe de Estado. El general del Ejército Sibusiso Moyo aclaró en un comunicado que no se trata de una «toma militar del poder», sino de una maniobra para atajar con el «sufrimiento social y económico» que vive desde hace décadas Zimbabue. «Tan pronto como hayamos cumplido nuestra misión, esperamos que la situación retorne a la normalidad», agregaron las Fuerzas de Seguridad, también molestas por las purgas del presidente en los últimos meses.

El Parlamento está rodeado de vehículos militares y miembros de las Fuerzas Armadas solicitan documentación a los ciudadanos que pasan por allí al mismo tiempo que controlan las calles colindantes a los edificios oficiales de la capital. La radio y la televisión estatales han sido tomadas por el Ejército, donde sólo se emiten canciones del periodo de la guerra de la independencia, por lo que los zimbabuenses siguen la última hora por medios de Suráfrica o a través de las redes sociales. Muchos ciudadanos se apresuraron a retirar su dinero de los bancos ante la incertidumbre de lo que pueda ocurrir en próximas días.

El problema sucesorio en Zimbabue es un asunto que divide a una sección del partido del Gobierno que apoya al vicepresidente Mnangagwa y a la que respalda a la esposa del presidente, que lleva gobernando el país desde su independencia de Reino Unido en 1980. «Tiene que dimitir ya», se resignaba Mary Mhindu, de 38 años, «es mucho tiempo y el país está muy mal». Esta zimbabuense, como otras muchas, han huido en busca de una vida mejor a Suráfrica, pero no deja de estar preocupada por lo que pasa en su país natal. «Grace [Mugabe] va a ser peor si llega al poder porque es una persona muy egoísta, pero su marido le ha hecho creer que ella es la que tiene que seguir al frente». Y concluye, «nunca voté porque era algo inútil». La comunidad internacional ha tachado de corruptas las elecciones presidenciales desde 1987, año a partir del cual Robert Mugabe ha salido reelegido de manera sistemática.

News24 aseguró que el presidente estaba preparando su dimisión para hoy en su domicilio, donde se encuentra recluido con algunos miembros de su familia. A pesar de la toma militar de parte de la ciudad, el país vive inmerso en una forzada calma a la espera de lo que suceda en las próximas horas. En cualquier caso, la facción en contra de Grace Mugabe señaló que lo que ha ocurrido era algo que estaba por venir, ya que la inestabilidad del país se agrava y era cuestión de días que se forzara la salida de Mugabe, quien mostró su intención de presentarse a las elecciones de 2018 a pesar de su delicado estado de salud y su edad. La merma de las capacidades del presidente son algo evidente dentro y fuera de Zimbabue, y la búsqueda de un sucesor urge dentro del partido Frente Nacional Patriótico de la Unión Africana de Zimbabue (ZANU-PF).

La comunidad internacional pidió calma ante los acontecimientos en la antigua Rodesia del Sur. La Unión Africana (UA) afirmó que «sigue de cerca» lo sucedido y pidió a las partes implicadas que manejen la situación de acuerdo a los principios de la Constitución y a las normas que rigen el organismo internacional. La oposición pidió también el regreso a la legalidad en paz y en cuanto sea posible.

Ayer ese mismo comunicado se emitía cada 20 minutos en las emisoras de radio nacionales, que también reproducen canciones datadas de la guerra de independencia, aseguró News24.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs