MENÚ
martes 12 diciembre 2017
04:31
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Líderes de todo el mundo piden que se respete el estatus de Jerusalén

Francisco habló por teléfono con el presidente de la Autoridad Nacional palestina

  • El Papa con Abás en una imagen de 2015
    El Papa con Abás en una imagen de 2015 / Efe
larazon.es. 

Tiempo de lectura 8 min.

06 de diciembre de 2017. 20:36h

Comentada
larazon.es.  6/12/2017

Líderes de todo el mundo, entre ellos al Papa Francisco, han pedido al presidente de EE UU, Donald Trump, que se respete el estatus actual de esta ciudad sagrada para judíos, musulmanes y cristianos. Se teme que el anuncio de Trump genere más tensiones en Oriente Medio y reduzca las posibilidades de un proceso de paz entre israelíes y palestinos.

Uno de los primeros en reaccionar ha sido el presidente palestino, Mahmud Abás, que dijo hoy que el presidente de Estados Unidos viola "todas las resoluciones y acuerdos internacionales" con su decisión de reconocer Jerusalén como capital de Israel.

"En esta declaración ha elegido violar todas las resoluciones y acuerdos internacionales y bilaterales y contradecir el consenso internacional expresado por posiciones de varios países del mundo", dijo Abás sobre la nueva política de Washington en el conflicto palestino-israelí.

Por su parte, la alta representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Federica Mogherini, le aseguró hoy al presidente palestino, Mahmud Abás, que mantiene su "firme posición" de que se debe negociar que Jerusalén se convierta en la capital de un futuro Estado palestino y de Israel.

"El estatus final de Jerusalén como futura capital de ambos Estados tiene que ser establecido mediante negociaciones que cumplan las aspiraciones de las partes", dijo Mogherini, según informó el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) en un comunicado.

Además, reiteró el compromiso de la UE con "la reanudación de un proceso de paz significativo hacia una solución con dos Estados, como la única perspectiva que garantice la paz y la seguridad tanto para palestinos como para israelíes".

La política italiana también llamó a "la moderación en cualquier reacción ante el esperado anuncio", y celebró "el compromiso del presidente Abás de pedir que cualquier manifestación sea pacífica".

"Después de tantas décadas, palestinos e israelíes merecen encontrar un acuerdo pacífico y sostenible para el conflicto, merecido desde hace tiempo", comentó.

Para ello, aseguró que la UE incrementará su trabajo a fin de "mantener abierto el camino a una solución pacífica", en "estrecha coordinación" con la ONU y los socios internacionales.

Ábás tiene previsto asistir como invitado al Consejo de ministros de Exteriores comunitarios que tendrá lugar en Bruselas en enero.

Por su parte, el líder socialdemócrata alemán Martin Schulz acusó hoy al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de "enterrar" la estabilidad internacional.

Los "progresos alcanzados" para la estabilización del conflicto de Oriente Medio están "en peligro" por el mero hecho de que se haya anunciado tal reconocimiento, afirmó Schulz en una conferencia internacional celebrada en la sede del Partido Socialdemócrata (SPD), previa al congreso federal que abrirá mañana esa formación.

El líder del SPD, partido que la pasada legislatura ha formada parte de la gran coalición liderada por la canciller Angela Merkel, recordó el compromiso de Alemania con una solución basada en la fórmula de los dos Estados y consideró que la iniciativa de Trump "generará una nueva escalada del conflicto".

El Papa Francisco expresó también su preocupación y pidió que se respete el estatus actual de esta ciudad.

"Mi pensamiento va a Jerusalén. No puedo callar mi profunda preocupación por la situación que se ha creado en los últimos días", expresó Francisco en el aula Pablo VI del Vaticano, en una declaración en la que no citó directamente el anuncio del presidente de EEUU, Donald Trump, sobre Jerusalén.

Francisco también hizo un llamamiento para "se realicen todos los esfuerzos para respetar el 'status quo' de la ciudad, conforme a las pertinentes resoluciones de la Organización de las Naciones Unidas".

El Pontífice agregó que "Jerusalén es una ciudad única, sagrada para los hebreos, cristianos y musulmanes, que venera los lugares santos de las respectivas religiones y tiene una vocación especial para la paz".

Por ello, rogó al Señor "para que esta identidad sea preservada y reforzada para todo el beneficio de Tierra Santa, de Oriente Medio y del mundo entero y que prevalezca la prudencia y evitar que se añadan nuevos elementos de tensión en un panorama mundial ya marcado por tantos y crueles conflictos".

Francisco no lo citó, pero se refería al anunció de Trump de reconocer a Jerusalén como capital de Israel y su orden de trasladar allí la embajada, que ahora está en Tel Aviv, según adelantaron altos funcionarios de su Gobierno.

Aunque Israel considera a Jerusalén su capital, la soberanía del país sobre la parte oriental de la ciudad (Jerusalén Este) no está reconocida por gran parte de la comunidad internacional, y los palestinos quieren establecer allí la sede de su futuro estado.

Al respecto, el portavoz del Vaticano, Greg Burke, confirmó a Efe que el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abás, llamó al Papa sobre este asunto.

Burke explicó que la conversación fue iniciativa de Abás y que se enmarca en una serie de contactos que ha comenzado el presidente de la ANP después de su conversación con Trump en la que le comunicó su intención de trasladar a Jerusalén la embajada estadounidense.

Por su parte, patriarcas y líderes de Iglesias cristianas de Jerusalén pidieron hoy en una carta a Trump, que reconsidere su postura y no reconozca como capital de Israel a la Ciudad Santa para las tres principales religiones monoteístas.

"Nuestro solemne consejo y súplica hacia los EEUU es mantener el reconocimiento, el actual estatus internacional de Jerusalén. Cualquier cambio repentino podría causar un daño irreparable", expusieron en una carta hasta trece representantes religiosos, incluidos el del el Patriarcado Latino de Jerusalén, el Custodio de la Tierra Santa y los patriarcas griego y armenio ortodoxos.

En la misiva, a la que tuvo acceso Efe, los firmantes confían en que "con gran apoyo" palestinos e israelíes "pueden trabajar hacia la negociación de una paz justa y sostenible que beneficie a todos los que anhelan que la ciudad santa de Jerusalén cumpla con su destino" a través de un proceso político.

Y esperan que Trump "tendrá en cuenta" su punto de vista sobre la cuestión, sobre la que se pronunciaron de manera similar en julio de 2000 durante las negociaciones de Camp David en las que se debatía el destino de Jerusalén.

El Gobierno jordano mostró también su rechazo a la decisión y lo consideró una "violación a la legitimidad internacional". En un comunicado, el Ejecutivo jordano también consideró que el paso de Trump supone "una vulneración del documento de la ONU que establece que el estatus de Jerusalén debe decidirse mediante negociaciones".

El secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, dijo hoy que el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel "destruye cualquier oportunidad para la solución de los dos estados".

"Desafortunadamente el presidente Trump acaba de destruir cualquier posibilidad de dos estados" declaró ante un grupo de periodistas en su casa de Jericó, claramente apesadumbrado y con la voz entrecortada.

"Ha tomado una acción para reconocer a Jerusalén como capital de Israel. Esto es una contradicción total de los acuerdos firmados entre palestinos e israelíes. El artículo 7 del Acuerdo Interino especifica que ningún estado debe tomar acciones que prejuzguen o predeterminen los asuntos relativos al estatus final, incluido Jerusalén", añadió.

La decisión anunciada hoy, afirmó, "prejuzga, dicta y cierra puertas para las negociaciones".

Egipto también ha rechazo la decisión y ha mostrado su "gran preocupación por las posibles consecuencias" en la estabilidad de Oriente Medio.

"Egipto confirma que la toma de este tipo de decisiones unilaterales supone una transgresión de las resoluciones internacionales legítimas y no cambiará el estado legal de la ciudad de Jerusalén, que se considera que está bajo la ocupación", dice el comunicado. Agregó que no se podrá llevar a cabo "ningún trabajo para cambiar el "statu quo" de la ciudad.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, calificó hoy de "desafortunada" la decisión: "Es una decisión desafortunada, Francia no la aprueba y contradice el derecho internacional y las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU", dijo Macron en una rueda de prensa en Argelia, donde está de visita oficial, de la que informó el Elíseo.

Según el jefe de Estado francés, su prioridad a corto plazo es que se mantenga "la calma" en el Oriente Medio y aseveró que defenderá "las iniciativas equilibradas" en el conflicto entre Israel y Palestina que lleven a la creación de dos Estados.

"El estatuto de Jerusalén es una cuestión internacional que afecta a toda la comunidad internacional. Por ello, el estatuto de Jerusalén deberá ser decidido por los israelíes y palestinos en el marco de las negociaciones bajo el paraguas de la ONU", dijo Macron.

Efe

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs