MENÚ
martes 21 noviembre 2017
20:32
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Adiós a Simon Peres, símbolo de la paz israelí

El estadista murió ayer a los 93 años. Considerado uno de los fundadores de Israel, fue también un intelectual de altos vuelos y el político que más fuerte apostó por la paz en Oriente Medio.

  • Simón Peres
    Simón Peres / Ap
Jana Beris.  Jerusalén.

Tiempo de lectura 4 min.

29 de septiembre de 2016. 02:02h

Comentada
Jana Beris.  Jerusalén. 28/9/2016

Israel y medio mundo lloraron ayer la muerte de uno los grandes símbolos de la esperanza por la paz en Oriente Medio. Con la muerte de Simon Peres, a los 93 años, se marcha uno de los fundadores del Estado de Israel, el único primer ministro que ha sido presidente del país, político hábil y dialogante, pero también el halcón que defendió los intereses del joven Estado en los años 50 y 60 del pasado siglo sembrando las semillas de lo que en pocos años se convertiría en potencia nuclear y económica. El duelo por el fallecimiento de Peres comenzó ayer, al convocar el Gobierno una sesión especial que se abrió con un minuto de silencio en su memoria. «Peres trabajó hasta sus últimos días por un futuro mejor», dijo el primer ministro, Benjamin Netanyahu. «Con él, se fue uno de los padres fundadores de la nación», sentenció.

En el cementerio del Monte Hertzel, en Jerusalén, se le dará sepultura en la sección de Grandes de la Nación, y en la Knesset, el Parlamento israelí, las banderas ondearon a media asta. En una ceremonia solemne, el presidente del Parlamento, Yuli Edelstein, encendió una vela en recuerdo de Peres y leyó un capítulo de los Salmos, mientras en la explanada de entrada se instaló una tarima negra sobre la que esta mañana será colocado el féretro con los restos del ex presidente, a fin de permitir que el pueblo pase junto a él a darle el último adiós. «Nos despediremos aquí no sólo del ex presidente Peres, sino también del Peres que fue diputado en esta casa durante 48 años», dijo Edelstein. «No creo que nadie pueda superar ese récord. Peres acompañó la historia del pueblo de Israel en los últimos casi cien años». Desde Ucrania, donde se hallaba en visita oficial el actual presidente de Israel, Reuven Rivlin, recalcó el mensaje de constante esperanza que transmitía, «porque optaba por mirar no hacia lo que ya fue, sino hacia lo que aún puede ser».

Peres murió dos semanas después de sufrir un ataque cerebrovascular. Su familia –sus tres hijos– decidieron unánimemente no prolongar su vida de forma artificial. Como consecuencia, falleció en la madrugada del miércoles. Su hijo Hemi declaró ante la Prensa pocas horas después: «Nos despedimos hoy con profundo pesar de nuestro amado padre, que formó parte de la generación de fundadores del Estado de Israel y que sirvió a su pueblo ya desde antes de la creación del Estado».

Una larga lista de mandatarios internacionales ha confirmado su participación en el funeral que se celebrará mañana y que exigirá un despliegue de seguridad de gran envergadura y un impresionante esfuerzo de organización. Entre los asistentes, estarán el presidente de EE UU, Barack Obama, el ex presidente Bill Clinton y la actual candidata Hillary Clinton; el Rey de España, Felipe VI, el presidente francés, François Hollande; el príncipe Carlos de Inglaterra; Beatriz, la reina madre de Países Bajos, y el presidente de México, Enrique Peña Nieto, entre otros.

Ayer se especulaba si el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abas, decidirá participar en las exequias. El periodista y ex ministro palestino Ashraf el Ajrami declaró que si Abas se lo preguntara, él sin duda le recomendaría asistir. El «rais» palestino envió ayer un telegrama de condolencias a la familia, en el que escribió que él había sido, junto con Yaser Arafat e Isaac Rabin, «socio en el esfuerzo para lograr la paz de los valientes». Por su parte, desde Gaza, Hamas emitió un comunicado condenando a Peres como «el padre de los asentamientos».

El funeral y la llegada de varios vuelos especiales con figuras de alto rango procedentes de todo el mundo constituye un gran desafío desde el punto de vista de seguridad. Parte de los dignatarios serán trasladados desde el aeropuerto de Ben Gurion hacia el Monte Hertzel en helicóptero a fin de minimizar en la medida de lo posible la clausura o cierre por varias horas de la carretera número 1, la arteria principal de comunicación entre Tel Aviv, el aeropuerto y Jerusalén. Peres descansará en el mayor cementerio militar de Israel, lugar de reposo de buena parte de los dirigentes israelíes, desde Theodor Herzl, padre del sionismo y visionario del Estado judío, hasta el legendario alcalde de Jerusalén, Tedy Kollek. Peres descansará a la izquierda del ex primer ministro nacionalista Shamir –con quien formó dos gobiernos de coalición– y a la derecha del asesinado Rabin, con quien lanzó el proceso de paz de Oslo con los palestinos en 1993 y compartió el Nobel de la paz.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs