MENÚ
jueves 23 noviembre 2017
09:15
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Héctor Sánchez Barba: «Trump ha declarado la guerra a los latinos de Estados Unidos»

Líder latino en EE UU, asegura que la política anti inmigración del presidente republicano tendrá consecuencias en las elecciones de mitad de legislatura de 2018

  • Héctor Sánchez Barba, antes de la entrevista en la Casa de América
    Héctor Sánchez Barba, antes de la entrevista en la Casa de América / Gonzalo Pérez

Tiempo de lectura 4 min.

14 de noviembre de 2017. 03:01h

Comentada
Goyo G. Maestro Madrid. 13/11/2017

El mexicano Héctor Sánchez Barba es el presidente de la Agenda Nacional de Liderazgo Hispano en Estados Unidos, una coalición de las 45 organizaciones latinas más importantes del país que, entre otras cosas, presenta la agenda de las prioridades latinas al presidente de EE UU y al Congreso. «Bueno, Trump es el único presidente que no se ha sentado con nosotros a hablar», explica antes de dar una conferencia en la Casa de América.

–¿Cómo valora la propuesta de Trump para expulsar a los 800.000 latinos englobados bajo la etiqueta de los «dreamers»?

–La situación de los «dreamers» (inmigrantes que llegaron a Estados Unidos cuando eran menores) define el momento que vive el país hoy en día. Es una vergüenza que bajo el mandato de Trump se estén dando espacios de exclusión a gente que está contribuyendo al desarrollo de la economía y la educación. La decisión de acabar con el programa que los protege es una declaración de guerra a la comunidad latina y va a tener consecuencias.

–¿Le castigarán en las urnas?

–Sí. El voto latino es definitivo, especialmente en las elecciones presidenciales, pero también en las de mitad de legislatura. Viajando por todo el país he visto mucha energía en la gente, deseosa de participar. Hemos tenido las marchas migratorias más grandes de la historia del país y estamos organizándonos para movilizar y registrar votantes para las elecciones de 2018 de mitad de legislatura.

–Pero en las elecciones de 2016 el voto latino no resultó clave. Ganó Trump y muchos latinos incluso le apoyaron. ¿Es así?

–La participación de los latinos en esas elecciones fue histórica. Las encuestas se equivocaron y fueron totalmente ineficaces. Algunos sondeos decían que el 30% del voto latino fue a Trump. No es cierto. En realidad sólo le votó el 17%, que es el porcentaje más bajo en la historia para un candidato republicano.

–Trump ha dejado en manos del Congreso el futuro de los «dreamers». ¿Qué puede suceder?

–Hay muchas propuestas encima de la mesa pero no hay claridad sobre lo que puede pasar. Algunos demócratas están diciendo que no van a aprobar el presupuesto del Gobierno si no se avanza en la agenda latina.

-El Congreso de EE UU habilitará una partida para construir el muro con México?

-El muro es un capricho personal de Trump. Hay estudios que demuestran que la frontera con México es más segura y está más militarizada que nunca. Los muros hoy no valen para nada. Estamos regresando a la mentalidad obtusa de la guerra fría y es un ejemplo de la hipocresía de EE UU hacia México. Históricamente, Estados Unidos ha dependido de la mano de obra inmigrante, explotable y desechable. Es un país hipócrita porque no quiere darle la bienvenida a esta gente que tanto contribuye a la economía. Once millones de indocumentados en el país más rico del mundo no es un error, es política pública. No se les quiere dar un espacio legal, pero para el país es beneficioso explotar a once millones de personas. Habría que preguntarse quién se beneficia en este país de tener once millones de personas trabajando sin papeles.

-¿Obama lo intentó?

-No. De hecho, Obama fue un presidente muy mediocre en el tema migratorio. Dejó un aparato de deportación masiva al presidente más obtuso y anti inmigrante de la historia de este país, que es Trump. Por ceder a la presión republicana de mano dura contra el inmigrante, Obama creó la infraestructura de deportaciones masivas más grandes en la historia de este país. Se deportaron millones de personas con él, más que con los tres presidentes que le precedieron. Obama nunca gastó capital político en el tema de la inmigración. Si aprobó el DACA es porque hubo una presión muy seria de la comunidad latina durante el proceso de su reelección como presidente.

-¿Es más antiinmigrante Trump o su gabinete?

-Trump es el político que menos entendimiento tiene del sistema político, es un personaje muy ignorante. Pero se rodeó de gente que entiende Washington y sabe hacer las políticas públicas. Y esas personas son los más extremistas, como Jeff Sessions, el secretario de Justicia, una persona de un extremismo inaceptable, y Steve Bannon, que han llevado al presidente por este camino. En un año Trump ha demostrado que quiere cumplir todas las promesas que lanzó en campaña.

-¿Habrá un presidente latino en Estados Unidos pronto?

-Sin duda. Ahora somos casi el 20% de la población. Somos uno de los grupos que más está creciendo en EE UU. En 2060 seremos el 30% de la población, y por el funcionamiento de la democracia en Estados Unidos el voto latino será más importante aún. Estamos invirtiendo mucho en combatir “la represión al voto”. Los republicanos tratan de poner trabas para votar a los afroamericanos, a los latinos y a los jóvenes desde hace años.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs