MENÚ
viernes 24 noviembre 2017
09:53
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

La oposición democrática mejora posiciones en Moscú

Rusia Unida, el partido de Putin, se impone en unas elecciones municipales en las que sólo acudió a votar el 15% de los rusos

  • El presidente Vladimir Putin acude a votar a un colegio electoral de Moscú el pasado domingo
    El presidente Vladimir Putin acude a votar a un colegio electoral de Moscú el pasado domingo
Isabel Ruiz.  Moscú.

Tiempo de lectura 4 min.

12 de septiembre de 2017. 04:45h

Comentada
Isabel Ruiz.  Moscú. 12/9/2017

ETIQUETAS

Apenas un 15% de los 46 millones de rusos que estaban llamados a votar en las elecciones municipales del domingo acudieron a las urnas, circunstancia que suele favorecer a los candidatos oficialistas, pero esta vez la historia se salió del guión. En Moscú, las fuerzas opositoras cosecharon un resultado tanto inesperado como intrigante que ha dado lugar a numerosos debates en los medios de comunicación. Entre las sorpresas de la jornada electoral, se encuentra la victoria de la oposición extraparlamentaria en algunos distritos de la capital, donde el partido liberal Yabloko logró 176 de un total de 1.502 escaños.

El político opositor Dmitri Gudkov, al frente de la coalición Demócratas unidos, estrecha aliada de Yábloko, ya ha confirmado los rumores que apuntaban a que presentaría su candidatura a las elecciones al Ayuntamiento que se celebrarán en 2018 para intentar arrebatarle el cargo al actual alcalde, Serguei Sobianin. Gudkov se regocijó porque muchos de sus partidarios fueron elegidos diputados en la capital, pero destacó que no se trata de una victoria completa. «Nuestra victoria no ha sido completa, pero es una victoria», escribió en Facebook tras conocerse los resultados.

Según el opositor, los candidatos de Demócratas unidos obtuvieron muy buenos resultados en más de medio centenar de distritos, en algunos de los cuales los consejos de diputados municipales estarán formados únicamente por políticos que no comparten la línea del Kremlin. «Formaremos una fuerza política que influirá en la opinión pública en la ciudad más grande del país. Todo lo que se decide en Moscú es política federal porque luego se proyecta a las regiones. Si ahora somos la segunda fuerza en Moscú, en la elecciones federales en 2021 pasará lo mismo», explica Gudkov a los medios rusos.

Por otro lado, el partido del Kremlin, Rusia Unida, arrasó en las elecciones reforzando las posiciones del poder. Los candidatos oficialistas ganaron las 16 elecciones directas a gobernador, incluido en el puerto crimeo de Sebastopol, según la Comisión Electoral Central. Para el Kremlin los resultados de las elecciones son una constatación del apoyo a la renovación impulsada por el presidente Vladimir Putin, quien ha intentado en los últimos meses introducir candidatos nuevos al frente de las regiones.

Según un sondeo realizado por el Centro Ruso de Estudios de la Opinión Pública (VTSIOM), un 66% de los rusos habría votado a Putin si las presidenciales se hubieran celebrado el domingo. En caso de victoria en las elecciones, fijadas para el 18 de marzo para hacerlas coincidir con el cuarto aniversario de la anexión de Crimea, Putin gobernaría hasta 2024, ya que una reforma constitucional había prolongado con anterioridad el mandato presidencial de cuatro a seis años.

El único político, según los analistas, capaz de hacer sombra a Putin en las urnas, Alexei Navalni, no tardó en felicitar a los opositores que ganaron «merecidamente» sus escaños en Moscú. A las autoridades, señaló Navalni, no les salió bien la jugada.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs