viernes, 22 julio 2016
14:01
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Internacional

Juego sucio chavista antes de la apertura de la Asamblea

  • En otro intento de aumentar la tensión, Maduro inaugura una Cámara paralela e impide al nuevo presidente del Parlamento acceder al edificio

La seguridad de la Asamblea Nacional impidió ayer a Ramos Allup, su futuro presidente, acceder al edificio
La seguridad de la Asamblea Nacional impidió ayer a Ramos Allup, su futuro presidente, acceder al edificio
Efe

Tras casi 15 años de hegemonía del chavismo en la Asamblea Nacional, hoy se instala una nueva legislatura con mayoría opositora. 112 diputados de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) fueron elegido el 6 de diciembre y, aunque una medida judicial pretende impedir que tres de ellos juren su cargo, la oposición irá con todos los electos a tomar posesión. El panorama no parece fácil. Tanto el chavismo como la oposición han llamado a la calle a sus seguidores. El punto de encuentro será a las afueras del Palacio Legislativo, donde a las once de la mañana está prevista la jura de los nuevos parlamentarios. Algunos grupos armados del oficialismo han advertido de que no permitirán que la «oposición burguesa se salga con la suya», según destacó Simón Bernal, portavoz del Corredor Comunicacional, que agrupa a varios colectivos. Estas organizaciones pidieron permanecer alerta desde la madrugada ante la pretensión de la oposición de acabar con la revolución y advirtieron de que no permitirán que se altere el orden público.

Desde diferentes puntos de Caracas, cientos de opositores y chavistas partirán con rumbo al centro de la ciudad. El diputado más votado del país, que pertenece a la MUD, Freddy Guevara, reveló que no existe la posibilidad de que se altere el orden público, pues todo está acordado con la Fuerza Armada Nacional, que se encargará no sólo de la seguridad ciudadana, sino también de la protección de los parlamentarios, los invitados internacionales y el cuerpo diplomático que asista a la ceremonia. El ministro de Defensa, Vladimir Padrino, advirtió de que las Fuerzas Armadas no servirán para «desconocer» a las instituciones democráticas, y pidió excluirles de la «diatriba» política.

El chavismo rechazó la creación de una comisión de transición para establecer las reglas en que se haría la transferencia de poder. Los preparativos logísticos como acreditar a la Prensa, el protocolo de la instalación y la organización están a cargo de la MUD, aunque serán ayudados por el personal del Parlamento. Aún no hay una estrategia clara por parte de la MUD en el caso de que la totalidad de sus 112 diputados no puedan jurar su cargo debido a la medida del Supremo.

El encargado de encabezar el legislativo, el opositor Henry Ramos Allup, dirigente del partido Acción Democrática, denunció ayer que las Fuerzas de Seguridad le impidieron acceder a la AN. Ramos Allup responsabilizó directamente al director de seguridad de la Asamblea, Esmir Mendoza, «autodenominado ‘el esbirro’». « Yo iba a pedir un papel en el que dijera cuánto es el monto de mis ahorros, de mi propiedad, y no me dejaron entrar», denunció. «Me dijo que yo no podía entrar a su casa: ‘usted no va a entrar a mi casa mientras yo esté aquí’ y frente a un energúmeno como éste ¿qué puede decirse?, seguramente él no entenderá el castellano que entendemos todos, a lo mejor, si le hubiera dicho que era mi derecho me hubiera sacado una pistola o un mazo», dijo.

Tal y como el oficialismo había previsto, el parlamento comunal, figura que quedó instituida el 15 de diciembre por el ex presidente de la Asamblea Nacional Diosdado Cabello, se reunió ayer frente al Panteón Nacional para definir su plan de actuación de cara a la Asamblea opositora. El secretario del organismo manifestó que la asamblea paralela se encargará de debatir las propuestas opositoras que atenten contra el poder comunal. La ministra de Comunas y Movimiento Sociales, Isis Ochoa, aseguró que la institución no pretende usurpar las funciones del Parlamento. «Nosotros no vamos a sustituir el Parlamento nacional, sino que vamos a generar instrumentos que reconozcan el poder popular».

Posibles escenarios

- El chavismo puede optar por rebajar la tensión y dejar que los tres diputados impugnados juren su cargo.

- La presión popular de la oposición y la no intervención del Ejército pueden forzar al oficialismo a acepar la jura.

- Un mayor tensión entre el chavismo y la oposición podría generar un nuevo clima de violencia en la calle.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs