MENÚ
viernes 15 diciembre 2017
12:44
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

«Pensé que sería más fácil ser presidente»

  • Image

Tiempo de lectura 2 min.

29 de abril de 2017. 03:06h

Comentada
Marta Torres Nueva York. 29/4/2017

Echa de menos, sobre todo, conducir. Tiene la sensación de que está dentro de una cápsula, y le sorprende lo difícil que le resulta su nuevo trabajo: ser presidente de Estados Unidos. De esta forma, en su entrevista en el Despacho Oval con la agencia Reuters, Donald Trump reflexionó ayer sobre sus primeros cien días en la Casa Blanca al tiempo que reconoció echar de menos su vida anterior. «Me encantaba mi vida. Tenía tantas cosas... Esto requiere mucho más trabajo que lo que hacía antes. Pensé que sería más fácil», confesó a los tres periodistas que le hicieron la entrevista. Para ellos tenía preparadas fotocopias en color del mapa electoral de su victoria en noviembre. «Como ven, todo está en rojo. El rojo somos nosotros», aclaró sobre el color con el que se identifica al Partido Republicano. Ese mapa sirvió a un asesor de Trump para explicar que si EE UU se marcha del Acuerdo de Libre Comercio con México y Canadá, los ciudadanos que perderán más oportunidades son precisamente los que le votaron en las elecciones: «Esto demuestra que tengo una base de apoyo importante entre los agricultores, lo cual es bueno. A ellos les gusta Trump, a mí me gustan ellos y les voy a ayudar», dice.

Acostumbrado a no tener mucha privacidad, manifestó su sorpresa de que ahora tiene incluso menos. «Estás como en una cápsula pequeña porque tienes una protección increíble. Y no puedes ir a ningún sitio solo», dijo. Y explicó que cuando sale de la Casa Blanca tiene que ir en limusina o en un gran automóvil SUV. «Me gusta mucho conducir. Pero ya no puedo hacerlo», aseguró Trump, quien sigue consultando a sus amigos de Nueva York para que le den ideas y apoyo moral.

Durante la entrevista, los reporteros de Reuters también le interrogaron por el «apagón» del Gobierno en caso de falta de acuerdo en el Congreso para ampliar los presupuestos. Trump quiso restar importancia al asunto, aunque sí afirmó que «ya veremos qué ocurre. Si hay un apagón, hay un apagón», simplificó el presidente, el cual aprovechó para echar la culpa a los demócratas. De momento, se ha aprobado una semana más para que ambos partidos lleguen a un acuerdo que evite el cierre temporal de la Administración federal.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs